Más noticias

Marcala, tierra de amistad y café

Los pobladores se dedican en su mayoría al cultivo del café, pero el comercio también está en crecimiento. La cascada de La Estanzuela y el balneario La Chorrera son otros atractivos.

VER MÁS FOTOS
Marcala, rodeada de montañas, lugares por descubrir con habitantes comprometidos con la religión y el trabajo, es un destino digno de visitar. /

Marcala, La Paz

Marcala, rodeada de montañas, lugares por descubrir con habitantes comprometidos con la religión y el trabajo, es un destino digno de visitar. El municipio, ubicado en el departamento de La Paz, a unos 100 kilómetros al oeste de Tegucigalpa, tiene un clima cálido, como su gente, y es conocido internacionalmente por proveer el mejor café.

Tiene unos 40,000 habitantes diseminados en 48 aldeas y seis colonias. Es afamado por ser la casa del café de Honduras debido a que la mayoría de sus pobladores viven del cultivo del grano. Entre las fincas más grandes y visitadas por nacionales y extranjeros se encuentra La Fortaleza, de 108 manzanas, que también tiene un hotel con nueve habitaciones sencillas, dobles, triples y múltiples con precios por noche que van desde L800, incluyendo el desayuno. El próspero municipio también se ha convertido en los últimos años en una zona comercial, debido a que allí convergen a diario los vendedores de todos los pueblos de la sierra lenca como Santa Ana, Santa Elena, Cabañas, Chinacla y Opatoro.

El lugar ha ido creciendo con el esfuerzo de sus habitantes y con los proyectos municipales. Actualmente hay más de 20 restaurantes y más de 10 hoteles.

Entre los mayores atractivos turísticos de Marcala se encuentra la aldea y el río de La Estanzuela, que maravilla a los visitantes nacionales y extranjeros con su cascada de 25 metros de altura, el balneario La Chorrera, la cascada El Chiflador y el balneario Las Orquídeas; La Cueva del Gigante, entre otros. La entrada al río de La Estanzuela cuesta L20 por persona y es visitado por más de 200 personas al mes.

El municipio tiene actividades culturales casi a diario en la denominada Casa de la Cultura, que también funciona como biblioteca. Esta se encuentra cerca de la imponente iglesia San Miguel Arcángel, la cual forma parte de los 18 inmuebles de valor histórico.