Más noticias

Turismo arrancará con 50 millones de dólares anuales

El presidente Juan Orlando Hernández sancionó ayer la Ley de Fomento al Turismo recién aprobada en el Congreso.

El presidente Hernández sancionó la Ley de Fomento al Turismo ante la presencia de representantes del sector.
El presidente Hernández sancionó la Ley de Fomento al Turismo ante la presencia de representantes del sector.

Tegucigalpa, Honduras.

La nueva Ley de Fomento a la Inversión Turística, sancionada por el presidente Juan Orlando Hernández, representará el despegue de Honduras en esta materia en los próximos años con la consiguiente creación de más de 250,000 empleos, valoraron ayer los representantes de diversos sectores económicos ligados a la industria sin chimeneas.

Directivos de la Cámara Nacional de Turismo de Honduras (Canaturh), la Asociación de Líneas Aéreas, la Asociación de Pequeños Hoteles de Honduras y el sector transporte y turoperadores aplaudieron esta iniciativa con la cual Honduras busca competir con potencias en turismo de la región como República Dominicana, Cuba y Costa Rica, entre otros.

La ley tiene como objetivo incentivar y fomentar la industria turística en el país en línea con el Programa Nacional de Generación de Empleo y Crecimiento Económico Honduras 20/20.

Financiamiento
Promoción al turismo iniciará con 50 millones de dólares anuales y podrá llegar a 150 millones.

Beneficios fiscales

Podrán acogerse a los beneficios todas las personas naturales o jurídicas que se dediquen a servicios y actividades turísticas previamente calificadas por el Instituto Hondureño de Turismo (IHT).

Una vez extendida la calificación del IHT, la Secretaría de Finanzas, sin exigir requisitos adicionales, salvo la inscripción en el Registro de Exonerados, autorizará mediante resolución administrativa los beneficios tributarios y fiscales correspondientes.

El artículo 5 de la normativa establece que los beneficiarios gozarán de la exoneración del impuesto sobre la renta, impuesto al activo neto y aportación solidaria y sus conexos, por un período 15 años improrrogables.

También del pago del impuesto sobre ventas en las compras locales de bienes y servicios ligados directamente con la construcción, renovación o restauración, nueva infraestructura, inversiones complementarias o nuevas inversiones en la actividad turística por un período de 10 años.

Además, los proyectos gozan de todos los beneficios establecidos en la Ley de Aduanas en relación con la importación de maquinaria y equipos destinados exclusivamente para la construcción y mantenimiento del proyecto.

1,000
Nuevas habitaciones
Deberán construir los pequeños hoteleros para equiparar la demanda en el sector nacional.

Asimismo, este mismo artículo incluye la exoneración de derechos aduaneros de importación (DAI), impuesto selectivo al consumo y aranceles, tasas, sobretasas, derechos, contribuciones generales y especiales y demás tributos aduaneros en la importación y compra local de los insumos, bienes, materiales y equipos directamente relacionados con el desarrollo turístico, así como en la instalación, construcción, equipamiento, reparación, reposición y mantenimiento del proyecto turístico hasta por un período de 10 años.

La ley es clara en el sentido de que los beneficios tributarios y demás incentivos son personalísimos y no pueden cederse a personas distintas a las beneficiarias.

Como salvaguarda, la normativa establece que una vez que los proyectos hayan sido aprobados, el Estado de Honduras, a través del Consejo Nacional de Inversiones (CNI), emitirá, sin más requisito que la resolución autorizada por la Secretaría de Finanzas, por un plazo equivalente al de la recuperación de la inversión, un Acuerdo de Estabilidad Fiscal, que indica que los beneficios otorgados por la ley se deben mantener de acuerdo con los plazos y condiciones en los cuales se debe realizar la inversión.

250,000
Empleos
Ee lograrán con la implementación de la nueva Ley de Fomento al Turismo en Honduras.

Despegue

Al momento de la sanción de la ley, el presidente Juan Orlando Hernández destacó que las reservas naturales, el Caribe hondureño, los corredores de infraestructura vial, la certificación de los aeropuertos y las ofertas hoteleras, entre otros, son los pilares fundamentales para un real despegue turístico del país.

“Este es el primer paso, es el comienzo. He visto un ejercicio democrático muy efectivo de los distintos sectores para concertar la Ley de Fomento al Turismo”, resaltó el Presidente ante un nutrido grupo de invitados en el Museo de Identidad Nacional (MIN).

Destacó que Honduras cuenta con potencial desde el turismo de arqueología con las Ruinas de Copán, Ciudad Blanca, cultura, playas, buceo y naturaleza. También hay un gran potencial para desarrollar el aviturismo.

El mandatario instruyó al ministro de Finanzas para gestionar los fondos dirigidos a este programa ante los organismos internacionales; pero por lo pronto se cuenta con 50 millones de dólares anuales para la promoción del sector provenientes de los organismos multilaterales.