Más noticias

“Querían matarme, sufrí tres atentados cuando fui director de migración”

“Nuestro trabajo en la Unidad de Política Limpia es ver de dónde vienen los dineros y quién financia la plata de los sujetos obligados, que son los partidos y candidatos”, dice German Espinal.

Tegucigalpa, Honduras.

Se considera una persona libre de pensamiento. Asegura que los cargos que ocupó al frente del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) y la Dirección de Migración no le dejaron muchos amigos en el sector financiero y por su actuar transparente confiesa por primera vez que trataron de matarlo.

Fue parte de la liquidación de bancos y bolsas de valores y trabajó en el combate a las redes de trata, por lo que sufrió tres atentados.

German Espinal le contó a LA PRENSA cómo su trabajo le ha generado señalamientos, pero él asegura sentirse en paz. Ahora es comisionado de la Unidad de Política Limpia, la cual le contará las “costillas” a los políticos.

¿Quién es German Francisco Espinal Zúniga?

Soy originario de Tegucigalpa, con raíces en la zona sur y el occidente de Honduras. Nací el 6 de agosto de 1951.

¿Dónde estuvo asignado como embajador?

Estuve en Suecia y en Venezuela. Y además fui director de Cooperación Internacional en la Cancillería. Mis estudios en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales me llevaron a asumir ese cargo.

¿Se considera Libre de convicción o sigue siendo liberal?

La real política en el país ha marcado una paralela histórica, para bien o para mal, la vida en Honduras está marcada por la economía y cultura. Al final puedo decirle que vengo de una familia de caudillos de Zúniga Huete, pero eso no me liga ni tengo responsabilidades en términos de esas expresiones militantes. He sido libre pensador, he expresado lo que he sentido y me he opuesto a las dictaduras en Centroamérica. Ese soy yo.

¿Considera que la Unidad de Política Limpia es una comisión que se politiza o es un pacto de los partidos políticos?

A mí me ofrecieron este cargo y fui el más votado cuando propusieron mi candidatura. Siempre hay cuestionamientos, pero yo me siento satisfecho con mi conciencia, yo duermo tranquilo. Mi vida personal yo la puedo abrir.

¿Le temblará la mano para sacar de juego a candidatos que en investigaciones aparezcan involucrados en ilícitos?

Estamos identificando una serie de posibilidades. Recuerde que tenemos apenas un mes de estar funcionando. Todavía tenemos dificultades para instalarnos y estamos resolviendo esos asuntos. Sin embargo, la ley de política limpia nos compromete a ver de dónde vienen los dineros y quién financia la plata de los sujetos obligados, que son los partidos, los candidatos y las alianzas. Ese es el trabajo de nosotros y tenemos la ventaja de contar con el apoyo del Tribunal Superior de Cuentas. Nos estamos reuniendo con ellos, además de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, la Asociación de Banqueros y la Unidad de Inteligencia Financiera. En el mapa de riesgos que se ha construido en el tema de seguridad, en lo referente a la operación de orígenes de dineros para el financiamiento, vemos que el país ha sido impactado, porque muestra el nivel al que habíamos llegado en términos institucionales. Vemos la ostentación de lo que ocurría en el país. No estábamos ni siquiera en las manos de Dios, no sé quién nos cuidaba. Pero hemos aprendido a convivir con eso. Este mecanismo de política limpia busca que la democracia se fortalezca.

¿Cómo vigilarán para garantizar que los fondos de campaña no provengan de dineros ilícitos?

El impacto de nuestro trabajo va a ser limitado, hay que hacer conciencia. En las reuniones con la empresa privada nos dicen que no podemos exigirles más de lo que pueden hacer en tan corto tiempo. Estamos preparando una gira para trabajar con el Instituto Electoral Mexicano y ellos tienen una formidable capacidad instalada. Nos van a compartir un software para instalarlo en el país y fortalecer nuestro accionar. Pero independientemente de eso, vamos a instalar y contratar un grupo de auditores financieros que se encargarán de trabajar con los responsables financieros de los partidos políticos y del resto de los sujetos obligados para revisar las cuentas y hacer las investigaciones que determinen si uno, o si los techos están siendo respetados y cuál es el origen del financiamiento.

¿Qué haya señalamientos hacia candidatos por recibir financiamiento de dudosa procedencia les facilita la investigación?

Hay muchos casos y están en manos del Ministerio Público y en los tribunales de honor de los partidos políticos, o comisiones de ética. Vamos a trabajar en acciones de tipo preventivo y ético, con casos en los cuales sabemos que la militancia del sujeto es de determinado partido, entonces abordaremos a ese partido para que nos cuente cómo están abordando la situación de ese candidato que es señalado, tanto por los medios de comunicación como por las mismas investigaciones. El Tribunal Supremo Electoral está pidiendo un informe de la situación de los candidatos, sobre todo del 80% de los alcaldes que van a reelección. El Tribunal de Cuentas nos va a pasar esa información y veremos si están pagando sus impuestos, si tienen demandas o cuentas pendientes. De esa forma daremos un tratamiento particular a cada caso. Partimos de la presunción de inocencia, no podemos emitir juicios antes que tengamos los indicios racionales para convertirlo en un caso sancionado que puede ser llevado al Ministerio Público y este judicializarlo.

¿Ha sido cuestionado por su trabajo en la Dirección de Migración?

Sí, me han señalado, pero en estas cosas hay intereses. Yo salí de Migración con riesgos. Sufrí varios atentados porque me comprometí a trabajar contra la trata de personas e hice lo que correspondió. Estados Unidos fue de los más involucrados en esa política y tuve su respaldo, tanto en lo operativo como en lo moral. Mis limitaciones eran muchas. Pero de lo que se me señalaba, vi el artículo y no dice nada de mi persona, solo hacen insinuaciones. Recuerde que hay personas que quedan insatisfechas, exempleados o alguien que no tiene un buen deseo para mí. Por eso tuve tres atentados y nunca lo dije porque asumí esa responsabilidad. No lo dije porque asumí los riesgos y no quería presentarme como una víctima. Pero para los que dudaban eso, hoy lo digo con firmeza.

¿Estados Unidos es clave en la lucha anticorrupción?

Estados Unidos señalaba una serie de fallas. El país estaba capturado por el crimen organizado, es decir las instituciones le estaban haciendo el mandado al crimen organizado, no eran del Estado de Honduras, ni trabajaban para los hondureños y desde ese sentido las agencias especializadas del extranjero comenzaron a hacer el trabajo pertinente y el país va tomando el rumbo.