Más noticias

“La denuncia de mi papá fue la primera contra Mario Zelaya”: Odir Fernández

Dijo que aún falta conocer más sobre el caso del IHSS. Reveló que ha recibido amenazas por su trabajo en el CNA.

Reveló que por el momento se visualiza en el CNA, pero trata de tener planes a corto plazo. Reiteró que la institución le ha dado mucho.
Reveló que por el momento se visualiza en el CNA, pero trata de tener planes a corto plazo. Reiteró que la institución le ha dado mucho.

Tegucigalpa, Honduras.

Inició como asesor del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) en 2014, pero hoy es el jefe de la Unidad de Investigación de esta entidad que ha sido la principal indagadora en el descalabro financiero del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

Se trata de Odir Fernández, un abogado y docente que afirma que su trabajo habla por sí mismo.

Contó que su padre, también llamado Odir Fernández, trabajó en el IHSS y que por hacer el trabajo correcto fue suspendido por el exdirector del Seguro Social, Mario Zelaya. Fernández nació en 1987 en la capital.

¿Cómo se describe?

Como una persona muy emprendedora, con objetivos bastante claros. Sobre todo vengo de una familia con antecedentes humildes y la honestidad, creo que es una de las palabras que pueden identificarme.

¿Adónde estudió?

La educación primaria y secundaria las hice en el Instituto Salesiano San Miguel.

Luego estuve en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah), ahí obtuve el título de abogado y la especialidad en Derecho Penal y Procesal Penal. Finalmente, fui a la Universidad de San Carlos de Guatemala para sacar el doctorado en Ciencias Penales.

¿Cuál es su experiencia laboral?

Ha sido en la parte académica; actualmente soy el coordinador de la maestría de Derecho Penal de la Unah y doy clases. También he trabajado en la Universidad de la Policía como docente en maestrías, así como docente en la licenciatura de Ciencias Policiales e Investigación Policial y he dado algunas consultorías a instituciones.

¿Es introvertido o extravertido?

Depende del ambiente en que me desempeñe, trato de ser una persona muy cautelosa en mantener mi perfil muy bajo porque no es mi interés en sobresalir en absolutamente nada. Pero si la situación lo requiere por las funciones que desempeño, pues trato de ser extrovertido.

¿Cuál fue su primer cargo en el CNA?

Entré en 2014 asesorando a la Dirección Ejecutiva y la Unidad de Investigación. Posteriormente se dio la oportunidad de poder asumir la jefatura de la Unidad de Investigación. Este es un reto grande, creo que el más grande de mi vida y sobre todo la confianza que me han dado. No es fácil trasladar la unidad a una persona joven porque en el país se duda en las capacidades de las personas jóvenes y se cree que solo las mayores tienen más experiencia.

¿Cree que el CNA ha recuperado credibilidad?

Hay que hacer un antes y un después de 2014. Desde su creación hasta el año 2014 no se había visto un trabajo muy eficaz al combate contra la corrupción.

Con la gestión de la abogada Gabriela Castellanos se le ha dado un nuevo rol al CNA y se crea la Unidad de Investigación, y desde ahí se empieza a estudiar el Seguro Social y fue el primero en denunciar esta institución; poco a poco, el Consejo Nacional Anticorrupción se ha ganado la credibilidad.

¿En qué están trabajando?

Hay varias líneas de investigación, a lo del Seguro Social se le da seguimiento. También estamos trabajando en los casos de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica, la Secretaría de Salud; se continúa indagando la denuncia del Tribunal Supremo Electoral, entre otras, porque el CNA a diario recibe muchas denuncias.

¿Vienen nuevas líneas de investigación?

Sí, son diferentes las que tenemos. Creemos que van a salir en los próximos meses, preferimos tomarnos el tiempo, pero con resultados responsables.

¿Se ha conocido todo en el caso del IHSS?

No se ha visto todo, de hecho, hay bastante trabajo que realizar; no siempre lo que se dice es cierto, pero en el Seguro Social falta bastante. Vamos a seguir trabajando, no es posible que muchas personas hayan carecido de los servicios y que otros hayan disfrutado con el dinero que sustrajeron de esta noble institución.

¿Es verdad que un miembro de su familia trabajó en el Seguro?

Sí, mi padre fue secretario general en el período 2010 y estuvo como 10 meses aproximadamente. Renunció, pero posteriormente fue cesanteado por la junta directiva.

¿Cuáles fueron las razones?

Los motivos con los que se justificaron es que en su momento determinó no aprobar reclamos administrativos a favor de empresas, y, de hecho, eso lo puso en conocimiento del Ministerio Público, es la primera denuncia que se interpone en contra del señor Mario Zelaya porque se estaban agenciando reclamos administrativos que iban en detrimento de la institución.

¿Por qué caso específico lo cesantearon?

El caso por el cual a él deciden separarlo como secretario general fue que una empresa dedicada al aseo presentó un reclamo administrativo por 10 millones de lempiras; sin embargo, no era procedente, entonces se comunicaron miembros de la junta directiva y el exdirector del Seguro para ofrecerle un millón de lempiras a cambio que él diera fe que ese reclamo administrativo era procedente porque la gente de legal había dicho que procedía. En el acuerdo dice que se destituye por no seguir las instrucciones de sus máximas autoridades, lo que generó una afección al Seguro Social por futuras demandas.

¿O sea que trataron de sobornarlo?

Sí, pero no aceptó y salió con la frente en alto. De hecho, hay requerimientos fiscales en contra del director de legal de ese momento.

¿Es verdad que Mario Zelaya dijo que usted actuaba así como represalia al despido de su papá?

Yo no lo escuché y lo que manifesté es que el trabajo que vengo realizando en el CNA no es a título personal, sino como empleado de la institución. Yo no puedo seguir el juego a personas que están involucradas en actos de corrupción.

¿Cómo ve el papel de la Maccih?

Tiene una función bastante grande que el pueblo le ha encomendado, han trabajado de manera cautelosa; sin embrago, estamos a la espera de resultados contundentes. Si la Maccih no da los resultados esperados, ya no hay más esperanza en el país en el combate a la corrupción con organismos internacionales.

¿Lo han amenazado?

Ya ha ocurrido ese tipo de situaciones y no solo a mi persona, sino también a la directora ejecutiva. Asimismo, nos han interpuesto falsas denuncias ante el Ministerio Público; pero no tenemos nada que esconder.

¿Se siente extraño caminar con seguridad?

Bueno, es parte de la labor que realizamos y debemos continuar.