Más noticias

Con siembra de árboles celebran el Día de la Tierra

Honduras pierde cada año entre 60,000 y 80,000 hectáreas de bosque a causa de los incendios forestales, algunos provocados por el hombre.

Un hombre dispone de árboles de pino para la siembra.
Un hombre dispone de árboles de pino para la siembra.

Tegucigalpa, Honduras

Organizaciones ambientalistas públicas y privadas de Honduras conmemoraron ayer el Día de la Tierra con la siembra de miles de árboles en zonas urbanas y rurales para concienciar a la población sobre la importancia de cuidar el planeta.

A la cruzada también se sumaron estudiantes de escuelas y colegios, quienes en su mayoría iniciaron la siembra de árboles el viernes.

José Antonio Galdámez, ministro de la Secretaría de Energía, Recursos Naturales, Ambiente y Minas (MiAmbiente), destacó los efectos que sufre el país a causa del cambio climático, un problema que en su opinión se debe enfrentar “unidos” para salvar al planeta.

“Muchos no tienen conciencia de la importancia de los árboles para que tengamos agua y aire”, dijo a Efe el agrónomo Napoleón Corrales, mientras subía a su vehículo 50 pequeños árboles de pino para irlos a sembrar al extremo oriental de Tegucigalpa donde en marzo un incendio forestal consumió más de 500 hectáreas de bosque.

Agregó que todos los años con su familia siembran árboles en los alrededores de Tegucigalpa y que están pendientes de que crezcan “para que el esfuerzo no sea en vano”.

Este año, según dijo Corrales, con su familia sembrarán 200 árboles en la zona afectada por el incendio en los alrededores de la capital hondureña, que colinda con el Parque Nacional La Tigra, una de las principales fuentes que abastece de agua a Tegucigalpa.

tc tierra 230417 (3)(800x600)
Naturaleza. Un estudiante siembra un árbol en el parque de Las Naciones Unidas en la capital, en donde se encuentra un pequeño zoológico.

Daños

Según fuentes ambientalistas públicas y privadas, Honduras pierde cada año entre 60,000 y 80,000 hectáreas de bosque a causa de los incendios forestales, algunos provocados por el hombre.

Además de los incendios forestales, Honduras se ha visto afectada en los últimos tres años por el gorgojo barrenador que ataca al pino, lo que ha representado la pérdida adicional de miles de hectáreas de bosque.

El daño ambiental que sufre el país ha venido reduciendo en las últimas cuatro décadas el caudal de muchas fuentes de agua como ríos y quebradas.

Algunos ríos de hecho han desaparecido y en su cauce lo único que se ve son piedras y al fondo cerros deforestados.

Otro problema que afecta al país es la agricultura migratoria, con miles de familias que le han ido robando espacio a las montañas para cultivar granos básicos o pastar ganado.