Más noticias

Cachiros lavaron L203.7 millones a través de Enee

Por medio de las empresas Acrópolis, Lutopas, Comssa y Conor, Cachiros controlaron los proyectos. Las investigaciones identifican a dos familias que sirvieron de testaferros.

Se puede observar la fundición de los trabajos en los monolitos 9 y 10 del eje de la presa, al fondo se observa la construcción de los túneles de conducción 1 y 2 que conducirá el agua de la presa hacia las turbinas.
Se puede observar la fundición de los trabajos en los monolitos 9 y 10 del eje de la presa, al fondo se observa la construcción de los túneles de conducción 1 y 2 que conducirá el agua de la presa hacia las turbinas.

Tegucigalpa, Honduras.

Los Cachiros y sus testaferros, en contubernio con funcionarios del anterior Gobierno, montaron en la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) un esquema de corrupción y lavado de dinero a través de millonarios contratos de obras adjudicadas de forma irregular en los proyectos Patuca III y el complejo energético del Valle del Aguán.

Investigaciones del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) establecen que mediante empresas relacionadas con miembros de dos familias vinculadas a los hermanos Devis Leonel y Javier Heriberto Rivera Maradiaga se lavaron un poco más de 203.7 millones de lempiras.

82.2
Millones de lempiras
Es el valor del contrato original para la construcción del proyecto de Patuca III.

Se estima que el perjuicio económico a la empresa y al Estado ascendió a 102.7 millones de lempiras debido a la sobrevaloración de obras, suministros y menaje para los proyectos.

“Mediante ampliaciones a un contrato original de 82,373,264.67 en obras civiles se llegó a pagar aproximadamente 203,788, 958.80, sumando el contrato de mantenimiento y el de acondicionamiento con menaje a las viviendas”, cita el CNA en su informe.

Se trata de cuatro contratos. El primero relacionado con la construcción del campamento de viviendas del proyecto hidroeléctrico Patuca III, luego vino una ampliación para la construcción de los edificios administrativos, escuela, clínica y comedor.

El segundo contrato fue para el mantenimiento del campamento y recolección de basura y otros servicios generales, y el tercero para la dotación del menaje y los electrodomésticos de cada una de las viviendas.

33.1
Millones de lempiras
Pagó la Enee a la empresa Lutopas solo para amueblar las viviendas del complejo habitacional.

Las autoridades de la Enee también firmaron un cuarto acuerdo por 22 millones para la construcción de un bloque de viviendas en el complejo energético del Bajo Aguán, que según las investigaciones registró una sobrevaloración de al menos 15 millones de lempiras.

Tales contratos fueron suscritos con las empresas Inversiones Acrópolis, Consultorías Mantenimientos y Servicios (Comssa) y Lutopas, las tres gerenciadas por familiares de Francisco Arturo Mejía, supuesto testaferro de Los Cachiros.

En su testimonio ante un tribunal del Distrito Sur de Nueva York, Devis Leonel Rivera confesó que pagó millonarios sobornos al expresidente Porfirio Lobo Sosa y este lo compensó otorgándole millonarios contratos de infraestructura en al menos tres instituciones públicas para lavar el dinero proveniente de sus actividades ilícitas.

LC lavado2 030317(1024x768)

Redes y vínculos

Los contratos
1. 12 de agosto de 2011
El gerente de la Enee, Roberto Martínez, firmó con Francisco Mejía el contrato para construir el campamento de viviendas de Patuca III.
2. Noviembre de 2011
El gerente de la Enee y el gerente de Acrópolis firman una ampliación del contrato anterior por 20.4 millones de lempiras.
3. 22 de agosto de 2011
La Enee y Acrópolis firman contrato para la construcción de 10 viviendas en el valle del Aguán por 22.7 millones de lempiras.
4. 30 de noviembre de 2011
La Enee y Acrópolis firman convenio para el mantenimiento del complejo de viviendas por 1.5 millones mensuales por 12 años.
5. 5 de julio de 2012
Autoridades de la Enee firmaron contrato con Lutopas por 33.1 millones de lempiras para proveer el menaje y electrodomésticos de las viviendas de Patuca III.
6.Firma
Se firma una ampliación por 11.2 millones de lempiras.

Con base en datos proporcionados por los órganos de investigación se ha podido construir el esquema criminal que monopolizó todas las obras complementarias del proyecto de Patuca III; sin embargo, no se descarta que en el curso de las indagaciones surjan nuevos contratos asignados a Los Cachiros en otras áreas delicadas de esa empresa estatal.

En un diagrama elaborado por el CNA se establece que la cabeza de todo este esquema ilícito era Devis Leonel Rivera Maradiaga, quien a su vez otorgó un poder general de administración a Francisco Arturo Mejía, gerente de Acrópolis, para que administrara todas las empresas, los bienes y negocios del clan.

En el documento legal emitido el 11 de junio de 2009, Devis le concede amplio poder a Mejía para suscribir toda clase de contratos, convenios y demás documentos públicos y privados, hasta cobrar sus rentas y efectuar aperturas y cierres de cuentas, depósitos y retiros de cuentas bancarias y el cobro de cheques del Estado. “Prácticamente, Devis Leonel le entregó un cheque en blanco a Francisco Mejía para que le manejara todas sus empresas y negocios”, indicó una fuente que participa en las investigaciones.

Mejía a su vez logró meter en el negocio a su esposa Waldina Lizeth Salgado y su hijo Roberto Arturo Mejía, quienes se encargaron de proveer el menaje de las viviendas y del contrato de mantenimiento a través de las empresas de fachada Lutopas y Comssa.

Devis también logró que las autoridades de la Enee le aprobarán el contrato de supervisión del proyecto de viviendas de Patuca III a través de la empresa Concretos del Norte S de R.L (Conor), cuya representante legal es Nohelia Marina Murillo, madre de Nohelia Mercedes Pacheco, socia de Inrimar y de Arqdico.