Más noticias

La Esperanza e Intibucá, como dos doncellas frescas y bellas

Lugar con encantos por partida doble.

Una gira por las ciudades gemelas de La Esperanza e Intibucá puede comenzar con una visita a la gruta de la Virgen de la Inmaculada Concepción que se encuentra al final de 30 gradas esculpidas a mano en pura piedra de origen volcánico.

Una gira por las ciudades gemelas de La Esperanza e Intibucá puede comenzar con una visita a la gruta de la Virgen de la Inmaculada Concepción que se encuentra al final de 30 gradas esculpidas a mano en pura piedra de origen volcánico.

Desde ese santuario enclavado en un cerro se aprecian las dos urbes como si fueran una sola, divididas por una calle irregular que los visitantes no logran distinguir. Usted puede andar por las calles de La Esperanza y de repente encontrarse en Intibucá sin darse cuenta. La historia las dejó así divididas, pero latiendo al mismo ritmo como hijas del departamento de Intibucá.tm esperanza7 251216(1024x768)

Ambas ciudades se han hecho un solo nudo con la vecina comunidad de Yamaranguila para promover sus encantos turísticos bajo el lema: Un paraíso en las alturas.

Antes de explorar los alrededores encantados de las dos poblaciones cae bien una ducha vivificante de agua fría de la montaña, en los Baños Públicos Quiscamote, convertidos en centro de recreación familiar. También es obligado un paseo por el parque principal, corazón de las ciudades gemelas, donde se celebraban diferentes eventos, como la exhibición de vinos hechos de frutas o de papa, y la variada artesanía lenca.

tm esperanza13 251216(1024x768)

Enfrente está la Iglesia de Nuestro Señor de Intibucá que congrega a los devotos católicos de la etnia lenca, especialmente los domingos y días festivos. Su fiesta patronal es el 15 de enero.

A pocas cuadras está la parroquia de los esperanzanos en honor a la Inmaculada Concepción que celebra su feria el 8 de diciembre.

tm esperanza12 251216(1024x768)

El clima fresco que prevalece en estas ciudades occidentales invita a quedarse por uno o más días para disfrutar de todos sus encantos. Para los visitantes, la Cámara de Turismo ofrece paquetes que incluyen paseos a Yamaranguila, la Laguna de Chiligatoro o la Ruta del Café, informó la vicepresidenta de esa organización, Oneyda López.

Por hoteles no hay que preocuparse porque hay al menos unos 30 de diferentes categorías, incluyendo cuatro de montaña para los amantes de disfrutar el bosque, con todas las comodidades.

tm esperanza 251216(1024x768)