Las gafas bloquean la luz.
Las gafas bloquean la luz.

Las gafas color ámbar podría hacer que duerma más

Estados Unidos

Para los obsesionados con la tecnología que usan los smartphones, computadoras portátiles y tabletas justo antes de acostarse, un nuevo estudio de tamaño reducido sugiere que las gafas de color ámbar baratas podrían garantizar que duerma bien.

Las gafas bloquean la luz de longitud de onda azul emitida por muchos dispositivos de alta tecnología. Esa luz suprime la producción de melatonina en el cerebro, una hormona que regula los ciclos del sueño y la vigila.

Pero en el estudio, los investigadores encontraron que los adultos con un diagnóstico de insomnio durmieron aproximadamente 30 minutos más cuando llevaron puestas unas lentes de color ámbar durante dos horas antes de acostarse.

"Anticipamos que la exposición a la luz azul antes de acostarse podría contribuir a las dificultades para dormir o aumentar los problemas de sueño en las personas que ya tengan dificultades, así que no nos sorprendió que hubiera una mejora en la calidad del sueño", dijo el autor del estudio, Ari Shechter, profesor asistente de ciencias médicas en el Centro Médico de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York.

"Hay una gran disponibilidad de este tipo de gafas, probablemente por 5 a 10 dólares, aunque podría haber disponibles opciones más caras para distintos estilos", añadió Shechter, que no tiene un interés financiero en los hallazgos.

Los síntomas del insomnio, como la dificultad para dormirse o seguir durmiendo, despertarse frecuentemente o las perturbaciones del sueño, se producen en hasta entre un tercio y la mitad de los adultos, según la información de respaldo del estudio. Además, un estimado del 90 por ciento de los estadounidenses usan dispositivos electrónicos que emiten luz, como las tabletas, los smartphones y las computadoras, en la hora antes de acostarse, a pesar de los efectos de inhibición del sueño de esta exposición a la luz azul.

En el nuevo estudio, 14 adultos con insomnio crónico llevaron unas gafas cerradas de color ámbar o unas gafas claras como placebo 2 horas antes de acostarse durante 7 noches consecutivas. Cuatro semanas después, los participantes repitieron el proceso con las otras gafas.

Además de dormir aproximadamente media hora más por la noche después de llevar las lentes de color ámbar, los participantes también reportaron un sueño de mejor calidad y una reducción general de sus síntomas de insomnio.

Se observó una ligera reducción del tiempo que necesitaron los participantes que llevaban las gafas de color ámbar para quedarse dormidos, aunque no fue estadísticamente significativa. "Quizá la intervención sería más efectiva para acelerar el tiempo que tardan en quedarse dormidos los individuos cuya queja principal sobre el sueño es la dificultad para quedarse dormidos", dijo Shechter.

Muchas pantallas de smartphone pueden ajustarse para emitir luz ámbar en lugar de azul, lo que sería otro paso para reducir los síntomas de insomnio en las personas afectadas. La luz de longitud de onda azul también la emitan muchas bombillas y LED que cada vez se usan más en las casas debido a su eficiencia energética y a su rentabilidad, indicó.

"Ahora más que nunca, nos exponemos a grandes cantidades de luz de longitud de onda azul antes de ir a dormir, lo que podría contribuir a o empeorar los problemas para dormir", dijo Shechter.

"Creemos que esto es un estudio importante y oportuno, ya que describe una intervención segura, asequible y que se puede implementar fácilmente para el insomnio", añadió.

"Evitar la exposición a la luz de los dispositivos que emiten luz antes de dormir sería el mejor método, pero usar otras técnicas para bloquear la luz azul puede ayudar si va a seguir usando los dispositivos", sugirió Shechter.

El Dr. Raman Malhotra es vocero de la Academia Americana de Medicina del Sueño (American Academy of Sleep Medicine) y no participó en la investigación. Se mostró de acuerdo con Shechter en que la investigación debería replicarse con una cantidad mayor de pacientes con insomnio, posiblemente durante periodos más largos.

Pero Malhotra dijo que algunos médicos ya están recomendando a los pacientes con insomnio que usen gafas de color ámbar antes de acostarse, argumentando que hay poco que perder.

"Si miro los costos o el riesgo comparados con los posibles beneficios, en este caso tengo la impresión de que los costos y los daños son mínimos en comparación con los beneficios para el sueño de los pacientes", dijo Malhotra, profesor asociado de neurología en el Centro Médico del Sueño de la Universidad de Washington, en St. Louis.

"Porciones muy grandes de la población tienen problemas para dormir por la luz que procede de estos dispositivos, y es muy razonable usar esto", añadió.

El estudio se publicará en la edición de enero de la revista Journal of Psychiatric Research.