El ejercicio diario le ayuda a mantenerse sano.
El ejercicio diario le ayuda a mantenerse sano.

¿Cuánto ejercicio diario necesita en realidad?

Estados Unidos

Con algo de suerte, usted disfruta del ejercicio y no está pendiente del reloj, impaciente porque acabe.

Pero es importante saber cuánto ejercicio hace para poder obtener todas sus recompensas de salud.

Entre los 18 y los 64 años de edad, excepto ante cualquier restricción médica, la meta semanal es de al menos 150 minutos de ejercicio cardiovascular (aeróbico) de intensidad moderada, o 75 minutos si la actividad es vigorosa, más dos o tres sesiones de entrenamiento de fuerza.

Para los adultos mayores es incluso mejor intentar hacer cinco horas (300 minutos) cada semana de actividad aeróbica de intensidad moderada, y actividades de entrenamiento con pesas/de fortalecimiento muscular dos o más días a la semana, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

La actividad cardiovascular de intensidad moderada aumenta la frecuencia cardiaca y hace que se sude; usted podrá hablar, pero no cantar una canción. Con el ejercicio cardiovascular de intensidad vigorosa, no podrá decir más que unas cuantas palabras sin pausar para respirar.

Ejercicios de intensidad moderada:

Caminar a un buen paso.

Aeróbicos acuáticos.

Ir en bicicleta en un terreno sobre todo llano.

Los dobles de tenis.

Ejercicios de intensidad vigorosa:

Trotar o correr.

Nadar largos.

Ir rápido en bicicleta, o por cuestas.

Los individuales de tenis.

El baloncesto.

Aunque el tiempo de ejercicio permanecerá constante a medida que envejezca, su frecuencia cardiaca objetivo se reduce ligeramente cuando envejece, dado que se basa en parte en la edad.

Las sesiones de entrenamiento en fuerza no tienen mínimos ni máximos de tiempo. Duran lo que tarde en ejercitar todos los grupos musculares importantes: las piernas, las caderas, la espalda, el abdomen, el pecho, los hombros y los brazos.

Para preservar la movilidad y prevenir las caídas, incluya ejercicios que mejoren el equilibrio tres o más días de cada semana.

Si no puede realizar las cantidades recomendadas debido a una afección de la salud, sea todo lo físicamente activo que pueda, y trabaje con su médico para encontrar formas de hacer algo de movimiento cada día.

Una última consideración: mientras más ejercicio haga, mayor será el beneficio.