Puede mojar el tenedor en el aderezo antes de cada bocado.
Puede mojar el tenedor en el aderezo antes de cada bocado.

Algunas ensaladas son más saludables que otras

Estados Unidos

No todas las ensaladas son iguales.

Cuando elija un plato de verduras este verano, debe saber que hay tres tipos que contienen más calorías, sodio y grasas que lo deseable, advierte una dietista.

Si quiere comer las ensaladas más saludables posibles, aléjese de las ensaladas de tacos, las ensaladas del chef y las ensaladas César.

Las ensaladas de tacos, que por lo general vienen en tortillas, típicamente tienen 760 calorías, 39 gramos de grasa, 10 gramos de grasas saturadas, y 1 gramo de grasas trans, según Laura Acosta, dietista registrada del Instituto de Ciencias de la Alimentación y Agrícolas de la Universidad de Florida.

"Un gramo no parece mucho, pero cuando se considera que organizaciones como la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) recomiendan que incluso 2 gramos de grasas trans al día son demasiados, ayuda a ponerlo en perspectiva", dijo Acosta.

Las ensaladas del chef no se quedan detrás, y están llenas de carnes y quesos. Las carnes con frecuencia son procesadas y contienen nitritos (conservantes) que podrían aumentar el riesgo de cáncer cuando se consumen de forma constante. Aunque el queso puede ser una buena fuente de calcio y proteína, también es rico en calorías, grasa saturada y sodio.

Las ensaladas César también pueden ser un problema, porque la mayoría de variedades de aderezo César son pesadas, cremosas y ricas en calorías. "Como las ensaladas César por lo general ya vienen aderezadas, uno no tiene mucho control respecto a la cantidad de aderezo, y los restaurantes por lo general son más bien generosos", comentó Acosta en un comunicado de prensa de la universidad.

Cuando esté decidiendo qué ensalada pedir, lea la descripción de los ingredientes, sugirió Acosta.

"Como regla práctica muy general, las ensaladas de la casa y las de la huerta tienden a ser bastante básicas (lechuga, tomates, pepinos, cebolla) y son buenas opciones si se está vigilando la ingesta de calorías", dijo Acosta.

"Si reducir las calorías es la meta, sea consciente de que la principal fuente de calorías en muchas ensaladas de la ’casa’ o de la ’huerta’ será el aderezo, así que use unas dos cucharadas de aderezo", recomendó.

La mayoría de aderezos tienen más o menos de 120 a 180 calorías por dos cucharadas, señaló, así que usar más no es una buena idea.

También es buena idea mojar el tenedor en el aderezo antes de cada bocado, en lugar de echar aderezo en la ensalada. Eso reduce de forma significativa la cantidad de aderezo que se consume, explicó.

Si reducir las calorías no es una meta, "un sencillo aderezo de aceite de oliva y vinagre, por ejemplo, tendrá más o menos las mismas calorías que otros aderezos, pero proveerá unos 10 gramos de grasa monoinsaturada (una de las grasas ’buenas’ que ayudan a fomentar la salud cardiovascular) por cada cucharada de aceite de oliva", apuntó Acosta. "En muchos casos, la cantidad de aderezo para la ensalada quizá no sea tan importante como el tipo".