Observe su piel para detectar cualquier señal de cáncer.
Observe su piel para detectar cualquier señal de cáncer.

Autoexamen para detectar cáncer de piel

ESTADOS UNIDOS.

Aprender a realizar un autoexamen de piel podría salvarle la vida.

El cáncer de piel es uno de los pocos tipos de cáncer que se pueden ver con el ojos, señala el doctor Ali Hendi, profesor clínico asistente de dermatología en el Centro Médico de la Universidad de Georgetown en Washington.

Pero tristemente muchas personas no saben cómo ser sus propios héroes respecto al cáncer de piel, lo que incluye qué buscar en la piel o cuándo acudir a un dermatólogo, añadió en un comunicado de prensa de la Academia Americana de Dermatología.

El cáncer de piel es el cáncer más común en Estados Unidos. Uno de cada cinco estadounidenses desarrolla cáncer de piel, y una persona fallece cada hora por el melanoma, la forma más letal de la enfermedad.

Cambios.

Para revisar su piel, use un espejo de cuerpo entero para examinar todo su cuerpo, de frente y de espaldas. Entonces, levante los brazos y mire su lado izquierdo y su lado derecho, dijo Hendi.

Doble los codos y revise con cuidado sus antebrazos, axilas y palmas. Mire la parte trasera de piernas y pies, entre los dedos del pie y las plantas de los pies.

Por último, revise su espalda y glúteos con un espejo de mano. Pida a alguien que le ayude a revisar la espalda y otras áreas difíciles de ver.

Use un espejo de mano para revisar la nuca y el cuero cabelludo, y separe el pelo para observar más de cerca.

Revise también la piel de las manos, pero elimine cualquier resto de esmalte

Si nota cualquier nueva mancha en la piel, el cuero cabelludo o las uñas, manchas que se ven distintas que otras manchas de su cuerpo, o manchas que cambian, pican o sangran, haga una cita con un dermatólogo certificado, aconseja.

jr-piel2-060618(800x600)
El médica revisará cualquier mancha o problemam que tenga la piel.

El ABCDE para la revisión

A indica asimetría: Una mitad es distinta que la otra.

B es por los bordes: La mancha tiene un borde irregular, ondeado o mal definido.

C indica el color: Los colores varían de un área de la mancha a otra, desde tonos de marrón claro a marrón o negro, por ejemplo, o áreas de blanco, rojo o azul.

D es por diámetro: Cuando se diagnostican, los melanomas por lo general miden más de 6 milímetros (más o menos el tamaño de un borrador de lápiz), pero pueden ser más pequeños.

E es por evolución: La mancha se ve distinta o cambia de tamaño, forma o color.

Acuda a un profesional médico si nota cualquiera de esas señales o que un lunar que tiene comienza a cambiar de cualquier forma.