Padecer preeclampsia pone en riesgo la vida de la madre y el bebé

México

El aumento de presión arterial que se presenta durante el embarazo, también conocida como preeclampsia, pone en riesgo la vida de la madre y el bebé de no tratarse a tiempo, alertó hoy el ginecólogo Fred Valentín Morgan Ruíz.

"La preeclampsia se presenta después de las 20 semanas de embarazo acompañada de la presencia de proteínas en la orina, puede ocasionar complicaciones serias, incluso mortales", dijo el ginecólogo del Centro de Investigación y Docencia en Ciencias de la Salud de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS).

De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), diez millones de mujeres desarrollan preeclampsia alrededor del mundo anualmente, mientras que 76.000 de ellas mueren a causa de este padecimiento y los trastornos hipertensivos relacionados a la misma.

Se cree que el número de bebés que mueren al año por estos trastornos es de medio millón por año.

En América Latina, la preeclampsia es la causa número uno de la muerte materna.

Morgan Ruíz señaló que en México el porcentaje de mujeres que padecen preeclampsia se encuentra entre 10 y 14 % del total de las embarazadas, y cada año, cerca de 4.000 mujeres y 20.000 bebés fallecen.

El experto indicó que hasta hoy se desconoce qué origina la preeclampsia aunque dijo que existen factores que podrían contribuir a su desarrollo entre ellos anormalidades de la placenta, factores genéticos, ambientales y nutricionales.

"También pueden ser los cambios inflamatorios y cardiovasculares, además embarazos primerizos, obesidad, embarazo en menores de 20 años y mayores de 35, así como algunas enfermedades del riñón o diabetes", agregó.

El especialista manifestó que el diagnóstico de este padecimiento se hace cuando la mujer tiene mas de 20 semanas de gestación y presenta presión arterial alta, dolor de cabeza intenso, visión borrosa, zumbido de oídos, dificultad para respirar, agitación, náuseas, vómitos.

"Una vez diagnosticada, la paciente debe ser enviada a urgencias para recibir tratamiento oportuno y decidir si el embarazo debe continuar o no", aseguró.

El experto consideró que el principal riesgo y complicación es la muerte de la madre y del bebé, y generalmente se presenta en quienes no llevan control prenatal y al retraso en el diagnóstico.

"A veces se diagnostica cuando ya es muy grave y las complicaciones son irreversibles, tales como desprendimiento prematuro de la placenta, daño hepático o renal, hemorragia posparto o post-cesárea, muerte fetal, detención del crecimiento del bebé o prematurez", dijo.

Morgan Ruíz detalló que la mayoría de las mujeres con preeclampsia no tienen complicaciones serias y tiene bebés sanos y se recuperan, sin embargo, en algunos casos se pueden presentar complicaciones y se pone en riesgo la vida de la madre y del bebé.

"Esto reafirma la importancia de la valoración, al menos mensual, por parte de un especialista, como una de las únicas herramientas actuales de detección oportuna de la enfermedad", concluyó. EFE