Oír y escuchar el lenguaje es el modo primario por el que los niños pequeños aprenden.
Oír y escuchar el lenguaje es el modo primario por el que los niños pequeños aprenden.

Muchos padres no detectan los trastornos del habla de los niños pequeños

Estados Unidos

Muchos padres no reconocen las señales de los problemas del habla y del lenguaje en los niños, o no saben que es importante empezar el tratamiento pronto, según una nueva encuesta.

"Los trastornos de la comunicación son una de las discapacidades más comunes de la niñez, y son muy tratables en la mayoría de los casos", dijo Elise Davis-McFarland, presidenta de la Asociación Americana del Habla, el Lenguaje y la Audición (American Speech-Language-Hearing Association, ASHA).

"Sin embargo, incluso con toda la información disponible para los padres de hoy en día, nuestros miembros informan que todavía ven niños en un momento muy posterior a lo óptimo para lograr los mejores resultados", dijo en un comunicado de prensa de la asociación.

La encuesta realizada a más de 1,100 audiólogos y patólogos del habla y del lenguaje de todo Estados Unidos encontró que el 69% dijeron que los padres con niños pequeños no son conscientes de las señales tempranas de advertencia de los trastornos del habla y del lenguaje. Y el 32% dijeron que los síntomas de pérdida de audición en los niños no se detectan durante un promedio de un año o más.

El 46% de los encuestados dijeron que el principal obstáculo para la identificación temprana de los trastornos de la comunicación en los niños es la falta de concienciación de los padres respecto a las señales de advertencia.

Junto con la encuesta publicada recientemente, el grupo está emitiendo anuncios de servicio público en los programas para animar a los padres a buscar ayuda si están preocupados por las habilidades del habla/lenguaje o de audición de su hijo.

"Sabemos que los padres quieren lo mejor para sus hijos. Pero quizá escuchen mensajes que les animen a un método de ’esperar y ver qué pasa’ al sugerirles que un niño, al crecer, puede superar el problema de comunicación", dijo Davis-McFarland.

"Desafortunadamente, con frecuencia esto no es así. Retrasar el tratamiento significa que los niños podrían perderse un periodo de desarrollo crítico en el que adquieren la mayoría de sus habilidades fundamentales del habla y del lenguaje, lo que se produce entre el nacimiento y los 3 años de edad", indicó.

"Oír y escuchar el lenguaje es el modo primario por el que los niños pequeños aprenden. Las habilidades alcanzadas durante este periodo crean la base para el éxito posterior en la lectura y la escritura, el ámbito académico, las interacciones sociales, y las opciones y el avance en la carrera profesional, lo que hace que la intervención temprana para cualquier problema del habla/lenguaje o de audición sea tan importante, preferiblemente antes de los 3 años de edad", explicó.

Mayo es el mes de una mejor audición y habla.