Haga ejercicio de piso, donde puede entretener a sus pequeños mientras hace abdominales.
Haga ejercicio de piso, donde puede entretener a sus pequeños mientras hace abdominales.

Las infecciones vaginales son frecuentes en las mujeres

SAN PEDRO SULA.

Madre joven, adulta y de la tercera edad debe cuidarse adecuadamente para mantenerse sana.

Es importante que anualmente, se realice varios exámenes y pruebas de imágenes para comprobar que se encuentra saludable.

Además, no olvidar que debe seguir una dieta sana y equilibrada. Así como realizar ejercicio de forma diaria.

El ginecólogo y obstetricia José Palomo, del Hospital del Valle, indica que la visita al ginecólogo se hace para someterse a una exploración pélvica (examen abdominal y examen ginecológico)

Además del examen de Papanicolau, colposcopia y tacto vaginal. Y examen mamario, ecografía mamaria, mamografía, densitometría ósea. Y estudios de laboratorio.

Los motivos de consulta más frecuentes por grupos de edad: de 20 a 35 años: Los relacionados con la paridad como son la infertilidad, los métodos anticonceptivos, enfermedades de transmisión sexual, entre otros.

De 35 a 45 años: Los problemas tumorales (fibromas uterinos, quistes ováricos, lesiones benignas o malignas de cuello uterino) los prolapsos genitales.

De 45 a 55 años: Las alteraciones del ciclo menstrual, el síndrome perimenopáusico y los problemas tumorales (benignos y malignos).

De 55 años o más: El síndrome climatérico, la menopausia, post menopausia, prolapsos y procesos tumorales malignos.

Frecuentes.

El especialista comenta que las infecciones son bastante comunes entre la población femenina, “afecta de una forma más intensa a las mujeres diabéticas”.

Las infecciones por hongos (candidiasis) y las infecciones bacterianas en al tracto urinario afectan a mujeres indistintamente de su edad y condición, pero tienden a aparecer con más frecuencia en las mujeres diabéticas. Debido a los altos niveles de azúcar en la vejiga y en las secreciones vaginales, se crea un ambiente propicio para la proliferación de las infecciones.

Explica que las infecciones por hongos se reconocen por causar una intensa picazón en la zona vaginal y por presentarse una característica secreción blanquecina.

A veces, su frecuente aparición es considerada como síntoma de diabetes sin diagnosticar.

Su tratamiento es sencillo, pero se debe consultar con un especialista si es que la infección vuelve con periodicidad.

Indica que las infecciones al tracto urinario se producen cuando la bacteria crece en el sistema urinario: en la uretra, vejiga o riñones.

Entre sus síntomas se encuentra una urgencia constante por orinar, y un intenso dolor se presenta al momento de hacerlo. Una infección sin tratamiento puede derivar en pielonefritis, una enfermedad que puede afectar severamente a los riñones.

Los pacientes diabéticos deben tomar especial cuidado al presentar algunos de los síntomas. La visita al especialista es fundamental, ya que no sólo se debe tratar la afección, sino que además realizar un manejo oportuno.

Cuidados especiales

La ginecóloga y obstetricia Martha Janser del Hospital Cemesa india que los controles anuales son suficientes para asegurarnos que la mujer se encuentra bien de salud.

La citología o la prueba de Papanicolau una vez al año es suficiente, si no se encuentra ninguna anormalidad.

En casos que no sea normal, la prueba se debe complementar con otro tipo de estudios como la colposcopia y en algunos casos hacer una biopsia del cérvix y dependiendo del resultado de estos exámenes se debe hacer la citología cada tres meses después del tratamiento y luego cada seis meses para mantener un control. Mientras que la mamografía se debe hacer de forma anual a partir de los 40 años.

Las mujeres de riesgo: si la mujer ha presentado una menstruación temprana, menopausia tardía o que no se ha embarazado antes de los 35 años, debe hacerse la mamografía a partir de los 35 años. El estudio de mamografía se puede complementar el diagnóstico con un ultrasonido de mamas, en especial las mujeres que tienen enfermedad de mamas fibroquísticas; y realizarse un ultrasonido pélvico una vez al año, para descubrir tumoraciones pélvicas. Además descubrir sangrasos excesivos causados por quistes, miomas e endometrosis.

Pruebas específicas

1. La citología Vaginal (Prueba de Papanicolaou) Es una forma de examinar las células que se recogen del cuello uterino. El propósito es detectar cambios anormales en las células que pueden surgir por causa de cáncer de cuello uterino.

2. La mamografía es un método diagnóstico para la mama. Mamografías de screening se hacen en mujeres sin síntomas a partir de 40 años.

jr-mama2-090518(800x600)
Si la paciente tiene antecedentes de cáncer de mama (madre-hermana) realizar el estudio a partir de los 30.

3. La colposcopia es una prueba con la que se ve de forma ampliada la superficie del cuello del útero o cérvix, gracias al empleo de un colposcopio, un dispositivo provisto de lentes de aumento que permiten observar el interior del cuello uterino.

4. Las pruebas generales que debe hacerse son: hemograma completo, total de colesterol, triglicéridos, colesterol LDL o malo, colesterol HDL o bueno. Además las pruebas de función renal que son: bun, creatinina, prueba de orina y de heces y TSH.

5. Densitometría ósea: es una técnica diagnóstica que permite medir la densidad mineral del hueso, su contenido en calcio, por medio de los rayos X. Constituye la principal herramienta diagnóstica utilizada en la osteoporosis en mujeres mayores.