Se puede consumir carne roja una vez a la semana.
Se puede consumir carne roja una vez a la semana.

Asocian la carne roja con un riesgo más alto de cáncedr de colon en las mujeres

Estados Unidos

Otro estudio, esta vez en mujeres británicas, encuentra que las dietas ricas en carne roja se asocian con unas probabilidades más altas de cáncer de colon.

Numerosos estudios han asociado una ingesta alta de carne roja con el cáncer de colon. De hecho, las directrices del Instituto Americano para la Investigación del Cáncer (American Institute for Cancer Research) y World Cancer Research Fund International, publicadas en septiembre, recomendaban que las personas limitaran su consumo de carne a poco más de una libra (0.45 kilos) a la semana para reducir el riesgo de cáncer de colon.

En el nuevo estudio, los investigadores examinaron los datos de más de 32,000 mujeres en el Reino Unido a las que se dio seguimiento durante un promedio de 17 años.

Durante ese tiempo, se diagnosticaron 335 casos de cáncer de colon, incluyendo 119 casos de cáncer de colon distal, que se produce en la sección descendiente del colon, donde se almacenan las heces.

Las mujeres que comían carne roja de forma regular fueron más propensas a desarrollar un cáncer de colon distal que las que no comían carne roja, según el equipo de investigación dirigido por Diego Rada Fernández de Jáuregui, del Grupo de Epidemiología de la Nutrición de la Universidad de Leeds.

Dos expertos de Estados Unidos indicaron que aunque el estudio tuvo sus limitaciones, los hallazgos podrían servir de orientación a las personas preocupadas por el riesgo de cáncer.

La investigación no pudo demostrar que hubiera causalidad, sino que "varios estudios ya han resaltado que el consumo a largo plazo de carne roja y carnes procesadas se asocia con un riesgo más alto de cáncer colorrectal, particularmente para los tumores ubicados en el lado izquierdo o distales, y este estudio sostiene eso", señaló la Dra. Elena Ivanina, gastroenteróloga en el Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York.

Ivanina dijo que aunque el estudio no controló ciertos factores (como el uso de complementos o de la aspirina para luchar contra el cáncer por parte de las mujeres, por ejemplo), "refuerza de forma positiva la importancia de una dieta sin carne en la prevención del cáncer colorrectal".

Y un cirujano del colon, el doctor Nathaniel Holmes, enfatizó que con respecto a la prevención de estos cánceres, "se recomienda una dieta con poca grasa y con mucha fibra".

Más allá de eso, "fumar, el consumo de alcohol y la obesidad se asocian con un riesgo más alto de cáncer de colon y cáncer rectal", dijo Holmes, que ejerce su práctica en el Hospital de la Universidad de Staten Island, en la ciudad de Nueva York.

El estudio aparece en la edición del 2 de abril de la revista International Journal of Cancer.