Ophthalmology concept. Male patient under eye vision examination in eyesight ophthalmological correction clinic
Ophthalmology concept. Male patient under eye vision examination in eyesight ophthalmological correction clinic

Si tiene diabetes, un examen ocular al año es vital

Estados Unidos

Un examen ocular anual es una parte clave del tratamiento para la diabetes, señalan los expertos.

La enfermedad ocular diabética es la principal causa de ceguera en las personas de 40 a 60 años de edad, advirtió el dpctor Malav Joshi, oftalmólogo en el Instituto del Ojo Krieger, en Baltimore.

Y mientras más tiempo tienen las personas diabetes, mayores son las probabilidades de desarrollar problemas de la vista.

Pero "la enfermedad ocular diabética es prevenible, y se pueden tomar medidas para ralentizarla o incluso revertirla al cuidar su diabetes, su presión arterial y su colesterol", dijo Joshi en un comunicado de prensa de LifeBridge Health.

Un examen de ojo dilatado puede ayudar a los médicos a detectar los problemas pronto, antes de que haya una pérdida de la vista. Esto es particularmente importante, dado que el daño ocular relacionado con la diabetes quizá no provoque síntomas de inmediato.

Las afecciones oculares asociadas con la diabetes incluyen:

La retinopatía diabética: En las primeras etapas, esto hace que los vasos sanguíneos se debiliten, pierdan fluido o sangren en la retina. Más adelante, los vasos sanguíneos sangrantes pueden provocar problemas graves de vista.

El edema macular diabético: Esto ocurre cuando el fluido o el colesterol salen de los vasos sanguíneos, haciendo que la parte de la retina esencial para la visión fina se hinche.

El glaucoma: Esto afecta al nervio óptico y puede conducir a una ceguera permanente sin una detección y un tratamiento tempranos.

Cataratas: Las personas con diabetes tienen un riesgo mucho más alto de cataratas, lo que ocurre cuando la lente se nubla. Durante un examen de ojo dilatado, los médicos pueden observar las señales de problemas en el interior del ojo, como los vasos sanguíneos anómalos, la inflamación de la retina y el daño en el tejido nervioso. "También nos ayuda a ver las cataratas un poco mejor", dijo Joshi.