Haga actividades con su familia para mantenerse activos.
Haga actividades con su familia para mantenerse activos.

Cambie su estilo de vida y reduzca el riesgo de cáncer

SAN PEDRO SULA.

Llevar un estilo de vida saludable que incluya una dieta sana, hacer ejercicio diario y mantener una buena salud mental le ayudará a reducir el riesgo de padecer cualquier tipo de cáncer.

El próximo 4 de febrero se conmemora el Día mundial de la lucha contra el cáncer, el lema de la campaña es “Nosotros podemos, Yo puedo”. En las Américas rl cáncer es la segunda causa de muerte. Se estima que 2.8 millones de personas son diagnosticadas cada año y 1.3 millones de personas mueren por esta enfermedad anualmente. Aproximadamente el 52% de los nuevos casos de cáncer ocurren en personas de 65 años o menos.

La oncóloga Suyapa Bejarano, de la Liga contra el Cáncer, indica que el cáncer más frecuente entre las mujeres es el de cuello uterino o de matriz y en segundo lugar el cáncer de mama. En el varón el cáncer de próstata es el más frecuente, luego estómago, piel y pulmón.

En los niños se presenta el cáncer pediátrico, el más común es la leucemia linfogástrica aguada.

Bejarano lamenta que en el país no exista un registro forma, pero “no hay un registro nacional que responda esa pregunta. Centros como la Liga Contra el Cáncer, Hospital San Felipe e Instituto Hondureño Seguro Social (IHSS) tienen registros”.

La prevención del cáncer es más efectiva que los tratamientos, evita sufrimientos y costos económicos.

La especialista indica que cada tipo de cáncer tiene un tratamiento particular, y dentro de cada tipo, variaciones de acuerdo a las condiciones de cada paciente, por lo que es un error generalizar recomendaciones y tratamientos.

Una manera de prevenirlo es siguiendo un estilo de vida saludable.

Paso a Paso.

Suyapa Bejarano comenta que “el estilo de vida saludable es el que practicamos para tener un peso ideal para nuestra altura, una dieta con un mínimo de productos grasosos, y ausente o limitado consumo de sustancias tóxicas como el tabaco y el alcohol”.

Ademas, todas aquellas conductas que preserven la integridad del organismo: limitación de la exposición solar, usar métodos de barrera para la actividad sexual y ejercicio físico frecuente.

La educación en el hogar y el fomento de estos hábitos es primordial, sin embargo nunca es muy tarde para adoptar un estilo de vida saludable.

“Se ha observado que estos cambios reducen factores inflamatorios, producción de diversos tipos de hormonas y biomarcadores que pueden estimular el desarrollo del cáncer y otras enfermedades crónicas como la diabetes e hipertensión arterial”, indica.

En el adulto en general se indican las siguientes recomendaciones: ejecutar por lo menos 15 minutos de ejercicio diario.

Consumir dieta con bajo contenido de grasas animales y carbohidratos, aumentar consumo de vegetales, granos y frutas.

Evitar el consumo de alcohol y tabaco.

Evite la exposición solar y use protección cuando sea necesario.

Atienda las recomendaciones de métodos de detección temprana de acuerdo a su edad y sus factores de riesgo personales.

Infórmese sobre las pruebas de detención. Aplique todas estas recomendaciones en usted y su familia.

Cuatro claves contra el cáncer

La nutricionista Gloria Ham indica que el cáncer es multicausal, esto significa que son muchos los factores que lo pueden causar, entre ellas predisposición genética, exposición ambiental y hábitos, en este momento discutiremos sobre este último. En consensos mundiales se ha llegado a conclusiones en las principales medidas para prevenir el cáncer:

1. Mantenimiento del peso corporal. Mantener el menor peso posible dentro de los márgenes normales de peso corporal un la mediana del índice de masa corporal (IMC); en los adultos debería estar comprendida entre 21 y 23. El sobrepeso y obesidad se liga a mayor riesgo a padecer esta enfermedad.

2. Actividad física. Mantenerse físicamente activo como parte de la vida cotidiana. Realice una actividad física de intensidad moderada equivalente a una caminata enérgica.

3. Limitar los alimentos y bebidas que promuevan el aumento de peso. Limitar el consumo de alimentos de alta densidad energética.

4. Alimentos vegetales. Las pruebas científicas demuestran que la mayoría de las dietas que protegen contra el cáncer están compuestas sobre todo por alimentos de origen vegetal.

Consuma por lo menos cinco porciones diarias de una variedad de hortalizas no feculentas y frutas.

Etapas de la vida

1. Período fetal y lactancia: mantenga un peso, una dieta sana y reducir la exposición a agentes cancerígenos en el embarazo. La lactancia reduce el riesgo de cáncer de mama. Los niños deben ser vacunados contra la hepatitis B, protege contra el cáncer de hígado.

2. Infantil adoptar unos hábitos de vida saludable como una dieta equilibrada y hacer ejercicio. Las niñas de 9 a 13 años deben vacunarse contra el Virus de Papiloma Humano, (VPH). Los padres conocer los síntomas del cáncer en menores.

3. La adolescencia en esta etapa adopta los hábitos para toda la vida. Es importante la educación sexual para informar a los jóvenes sobre cómo reducir el riesgo a la exposición del VPH que es factor de riesgo de cáncer. Aumentar la actividad física.

4. Edad adulta a partir de los 30 años, las mujeres deben someterse a prueba de detección del VPH. Las personas de alto riesgo de padecer cáncer de boca como fumadores deben someterse a las pruebas de detección. La mujer hacerse la citología.

5. Edades posteriores a partir de los 50 años, todos los hombres y mujeres deben someterse a pruebas de detección de cáncer colorrectal. A los 35 años, la mujer debe hacerse su mamografía anual. Además de otras pruebas rutinarias de prevención.