La carnes de pollo es fuente de proteína magra. La proteína de pollo estimula el crecimiento muscular y su desarrollo.
La carnes de pollo es fuente de proteína magra. La proteína de pollo estimula el crecimiento muscular y su desarrollo.

Pollo, pavo y cerdo puede comerlos en porciones moderadas

SAN PEDRO SULA

Durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo puede consumir cualquier tipo de carnes, pero sin excederse en sus porciones y en su preparación.

La nutricionista Gloria Ham comenta que cada uno de los tipos de carnes tienen sus beneficios para la salud, pero deben comerse de forma moderada.

En el caso del pavo, “es más saludable y que menor aporte de calorías nos da. La pierna de pavo o pechuga tienen la misma cantidad de calorías”.

La única variación es por el tipo de preparación que se le da: horneada, estofado, ahumada, en guiso, o asada. “Lo que varía es si la cocinamos con el pavo con piel y carne, 170 calorías por cada 3.5 onzas y sin piel 159 caloría por cada 3.5 onzas. Además de ser rica en zinc, potasio,calcio, magnesio, fósforo, proteínas 28 gramos (gr), 5.4 gr de grasa, según la base de datos nutricional del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA.)

Selección.

En el caso de la carne de cerdo, “esta tiene el segundo lugar en la escala de elección, realizando la preparación de preferencia horneada nos da solo 92 caloría por cada 3.5 onzas”.

Recuerde escoger siempre los cortes magros (bajos en grasa) además de ser rica en proteínas 19 gr, 5 gr de grasa, 7 gr de carbohidrato y 3 gr de azúcar de grasa, según la base de datos nutricional de la USDA.

El pollo o gallina. Esta tiene el tercer lugar, ya que es muy alto su aporte calórico en comparación con los dos anteriores, preparación de preferencia horneada y sin piel, puesto que la piel da un mayor aporte de grasa el pollo o la gallina nos da 220 calorías (sin piel) y más de 330 calorías con piel, indica.

jr-carnes2-201217(800x600)
La carne de cerdo posee una gran cantidad de proteínas de alto valor biológico. Es rica en minerales y vitaminas.

Si la preparación es frita los aportes son muy altos por cada 3.5 onzas, es alta en su aporte de azúcar 41 gramos por 3.5 onzas, además de ser rica en proteínas 2 gr, pero no todo es malo, es la única de las dos carnes que aporta fibra, no tiene grasas trans, (según la base de datos nutricional de la USDA.) Por algunas características es un alimento de elección en muchas dietas.

Estas carnes puede acompañarla con ensaladas y preparaciones bajas en grasas. “Elija la carne que desee, lo básico es la preparación y los complementos que seleccionará para la cena. Prefiera siempre vegetales y ensaladas frescas solo combínelo con uno o 2 carbohidratos máximo (arroz, papa, camote pan tortilla, entre otras)”

La especialista comenta que puede hacer una entrada previa a la cena por ejemplo una taza de caldo o una ensalada sin aderezo.

Para guardar

Pavo: 1- 2 días máximo conservar en un depósito de vidrio bien cubierto, cuando la caliente que sea en el horno 250°C.

Cerdo: 2-3 días máximo conservar en un depósito de vidrio bien cubierto, cuando la caliente que sea en el horno 250°C.

Pollo 3-4 días máximo conservar en un depósito de vidrio bien cubierto, cuando la caliente que sea en el horno 250°C.

Controlado.

La nutricionista Silvia Quesada comenta que una persona diabética o hipertensa no tiene por qué dejar de comer, lo importante es que cuide lo que consume en el día.

“Un paciente con una enfermedad crónica debe estar más atento a lo que consume, pero siempre debe consumir todos los grupos de alimentos”.

Lo que es indispensable durante las fiestas en pacientes con diabetes, hipertensión, como para cualquier persona que trata de cuidar su alimentación y peso, es que balancee las comidas a lo largo del día.

Cambios de hábitos

Susan Bowerman, nutricionistan esta época es necesario optar por una alimentación sana, llena de creatividad para así animar a los niños de la casa a una alimentación nutritiva. Y para la adquirir hábitos saludables que sirven durante todo el año, la especialista da estos consejos:

1. Invente un juego para comer frutas y verduras a diario. Se recomienda que la mitad de la dieta esté compuesta por frutas y verduras divididas en aproximadamente 5 a 8 porciones por día. Un juego entretenido es preparar un tablero de bingo con frutas y verduras y se van tachando los casilleros de a uno cada vez que alguien pruebe otra fruta u otra verdura.

2. No deje de comer su comida favorita, conviértala en saludable. En vez de pensar que tenemos que eliminar nuestra comida favorita por completo, durante las fiestas navideñas podemos hacer algunos cambios sencillos para que esos alimentos tan sabrosos sean más nutritivos.

3.Haga cambios saludables en compras de alimentos y plantee objetivos. Plantee objetivos en metas pequeñas pero alcanzables. Cambiar la leche entera por leche descremada es una manera sencilla de evitar consumir cientos o miles de calorías a lo largo del tiempo.