Las infecciones respiratorias virales comunes afectan más a los hombres.
Las infecciones respiratorias virales comunes afectan más a los hombres.

¿Los hombres se conviernes en "bebés" cuando contraen la gripe? Quizá no

Estados Unidos

Junto con el invierno se acercan la gripe y todos sus desagradables síntomas.

Pero hace mucho que tanto médicos como mujeres han notado que los hombres tienden a quejarse de esos síntomas más que las mujeres. El fenómeno hasta tiene un nombre: la "gripe del hombre".

Entonces, ¿a los hombres simplemente les gusta quejarse?

No, sugiere un nuevo análisis de Canadá, porque las enfermedades respiratorias podrían de hecho afectar a los hombres más que a las mujeres.

Según el autor del estudio, el doctor Kyle Sue, "ya hay muchas diferencias fisiológicas entre los hombres y las mujeres, así que tiene sentido que también podríamos ser distintos respecto a nuestras respuestas a los virus del resfriado y la gripe".

Sue es profesor clínico asistente de medicina familiar en el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad Conmemorativa de Newfoundland.

"Las evidencias en los estudios actuales apuntan a que los hombres tienen unos sistemas inmunitarios más débiles que las mujeres, sobre todo cuando se trata de infecciones respiratorias virales comunes", explicó Sue. "Los hombres son más susceptibles a ellas, los síntomas son peores, duran más, y es más probable que los hombres sean hospitalizados y fallezcan por la gripe".

Para comparar la forma en que los síntomas de la gripe se manifiestan en hombres y mujeres, Sue revisó varios estudios tanto con animales como con humanos.

Una investigación de Hong Kong sugirió que cuando la gripe ataca, los hombres adultos se enfrentan a un riesgo más alto de ser admitidos al hospital que sus contrapartes femeninas. Otro estudio estadounidense encontró que, en igualdad de condiciones, los hombres parecen enfrentarse a un riesgo más alto de en realidad morir de la gripe que las mujeres.

Otra investigación indicó que ante la gripe y otras enfermedades respiratorias, los hombres tienen un riesgo más alto de desarrollar complicaciones que las mujeres.

Además, varios estudios con ratones sugirieron que las diferencias hormonales entre hombres y mujeres podrían en realidad ofrecer a las mujeres una mayor protección contra la manifestación más agresiva de los síntomas de la gripe. Otros estudios con pacientes indicaron de forma similar que el inicio de una gripe podría desencadenar una respuesta inmunitaria más fuerte en las mujeres que en los hombres, lo que mitiga el impacto completo de los síntomas.

Y otro estudio encontró que las mujeres tienden a desarrollar una reacción más fuerte a la vacuna contra la gripe que los hombres, quizá porque los niveles más altos de testosterona en los hombres tienden a suprimir la respuesta inmunitaria general, sugirió el equipo de investigación.

El informe aparece en la edición del 11 de diciembre de la revista BMJ.

Sue reconoció que se necesita más investigación. Pero sugirió que los hallazgos hasta la fecha indican que la "gripe del hombre" tiene algo de base en la realidad.

"Regularmente, se estereotipa que los hombres exageran los síntomas del resfriado y de la gripe", anotó Sue. "Por eso el término ’gripe del hombre’ se ha llegado a usar de forma común en todo el mundo, independientemente de las diferencias culturales", señaló. "[Pero] a partir de mi trabajo clínico, mis experiencias personales y mis círculos sociales, he visto a los hombres sufrir más por los resfriados y la gripe. En otras palabras, son menos funcionales".

Y Sue añadió que si la base de la "gripe del hombre" es real, podría significar que el tratamiento de la gripe tendría que ser personalizado para abordar las diferencias sexuales.

"Tratar a nivel médico a ambos sexos exactamente de la misma forma hará un flaco favor a ambos sexos", advirtió Sue. "Ya evaluamos a los hombres antes para las enfermedades cardiovasculares, porque son más susceptibles. ¿Por qué debería ser tan controversial que los hombres sufran más por los resfriados y la gripe?".

El Dr. Ebbing Lautenbach, jefe de la división de enfermedades infecciosas en la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania, dijo que este último análisis "hace un buen trabajo al revisar la cantidad de datos reales que respaldan esas impresiones comunes". Lautenbach no participó en la revisión.

Pero enfatizó que el análisis no prueba que "la respuesta de un hombre a una infección respiratoria sea, de hecho, peor que la de una mujer, y si es así, hasta qué grado. Hay que realizar mucho más trabajo para averiguar si existen diferencias, y si es así, qué mecanismos biológicos podrían explicarlas".