Protéjalos de los constantes cambios de clima

SAN PEDRO SULA. Durante los meses de noviembre y diciembre incrementa la incidencia de los problemas respiratorios en los niños en Honduras.

Y es que el cambio de clima es la principal causa que afecta a los pequeños de casa. Los especialistas afirman que el tipo de enfermedad dependerá de la temporada.

“Hay infecciones por influenza, parainfluenza, virus sincitial respiratorio cuya gravedad puede variar desde un resfriado común, laringitis viral, bronquiolitis hasta una neumonía viral”, dice Ivan Pineda, pediatra neonatólogo del Hospital de Valle.

La duración de estas enfermedades depende de la edad del niño y el tipo de afección.
Además se toma en cuenta si toma o no lactancia materna, dado que hay procesos en menores de un año que puede tomarles hasta tres semanas para recuperarse.

En el caso de los niños mayores de dos años puede tomar un poco más de siete días. Actuar de forma rápida ante estos casos es fundamental porque de lo contrario se puede poner en riesgo la vida del menor, dependiendo de su edad. Según el experto habrán ciertos casos en los que ameritará visitas continuas para vigilar la evolución de la enfermedad.

La prevención es clave. Sin embargo se debe tomar en cuenta que estos males se pueden prevenir. “En primer lugar, manteniendo sus vacunas al día y además si el niño está en el proceso de completar su esquema de vacunación, es decir de 2 a 6 meses de edad, es mejor no sacarlo a lugares concurridos como centros comerciales o supermercados porque se expone al bebé a múltiples virus para los cuales aún su organismo no está preparado”, agregó Pineda. Por otra parte los padres deben evitar acciones que propaguen el virus como enviar el pequeño a la escuela o recibir visitas en casa.

Acciones. Recientemente Diario LA PRENSA dio a conocer que la Secretaría de Salud prioriza a niños menores de cinco años y los adultos mayores en las campañas de inmunización contra la influenza para evitar complicaciones que lleven a una neumonía, ya que si no se trata a tiempo puede causar la muerte. La epidemióloga de la Región Metropolitana, Daysi Suazo, dice que cada semana seleccionan muestras que son enviadas al laboratorio de Tegucigalpa, adonde se les practica otras pruebas para identificar qué tipo de virus está circulando en el ambiente.

respiratorias2(1024x768)

Debe tomar en cuenta estos consejos:

1. La alimentación adecuada es esencial. Un niño saludable tendrá las defensas y protección adecuada para enfrentar cualquier enfermedad.

2. Es importante que durante su primer año de vida el niño cumpla con su esquema de vacunaciones.

3. Los expertos afirman que si su niño se resfría debe alimentarlo normalmente, darle una buena hidratación y controlar la temperatura.

4. Si la fiebre persiste por más de 48 horas, consulte inmediatamente con el especialista, pues podría tratarse de un proceso más complicado.

5. Es importante enseñarle a los niños que al toser o estornudar utilicen el papel descartable o el pliegue del codo.

Iván Estrada, Intensivista del Hospital Mario Catarino Rivas, le hace un llamado a los padres

SAN PEDRO SULA. Durante esta temporada todas las afecciones respiratorias en su mayoría son virales, afirma Iván Estrada, intensivista de la unidad de Cuidados Intensivos de la sala de pediatría en Emergencia del Hospital Mario Catarino Rivas.

Actualmente se atienden al menos unos 300 pacientes al día. De ellos alrededor de 100 llegan por problemas respiratorios y se ingresan a la emergencia entre 10 y 15 diarios. De esta cifra de dos a tres menores terminan en cuidados intensivos por la gravedad de la enfermedad.

“Hemos llegado a tener a estos pequeños hasta 12 días en las salas de cuidados intensivos”, dijo Estrada.
Explica que en muchos casos por llegar tardíamente se han complicado con neumonías graves y otros incluso han fallecido.

“Algunos padres se tardan entre tres y cinco días en llevar a sus hijos al especialista y esto puede tener un desenlace grave”, indicó.

Se debe tomar en cuenta como signos de alerta los cuadros de gripe y tos, acompañados de fiebre ,dificultad respiratoria luego de 48 horas, sibilancias o silbidos en el pecho y poco apetito.

El experto afirma que es vital exponer lo menos posible a los niños con personas que tengan enfermedades de este tipo, además es necesario el lavado constante de manos, así como buscar la atención temprana.