Perder peso le ayuda a reducir el riesgo de cáncer

La cirugía para perder peso podría ayudar a algunas personas con obesidad grave a reducir el riesgo de cáncer en al menos un 33 por ciento, sugiere un nuevo estudio.

Los investigadores examinaron datos médicos recopilados por sistemas de seguro médico y de administración de atención de la salud en la parte oeste de Estados Unidos, incluyendo el sur de California, el norte de California, Oregón, Washington y Colorado.

El análisis incluyó datos de casi 22,200 personas que se sometieron a una cirugía para perder peso entre 2005 y 2012, y más de 66,400 personas que no se sometieron a la cirugía. Más de un 80 por ciento de los participantes del estudio eran mujeres.

En un plazo de 3.5 años tras la cirugía, unas 2,500 personas habían desarrollado cáncer, mostraron los hallazgos.

El estudio encontró que los pacientes que se habían sometido a una cirugía para perder peso, en comparación con los que no se sometieron a la cirugía, tenían un tercio menos de probabilidades de haber desarrollado un cáncer, sobre todo los tipos de cáncer relacionados con la obesidad. La obesidad se asocia con hasta un 40 por ciento de todos los cánceres diagnosticados en Estados Unidos, explicaron los autores del estudio.

Pero el estudio no encontró una asociación significativa entre el riesgo de cáncer y la cirugía para perder peso entre los hombres en el estudio. Los investigadores apuntaron que al menos dos de los cánceres que se encontró que la cirugía para perder peso afectaba solo ocurren en las mujeres: el cáncer de mama y el cáncer de endometrio.

"Encontramos que la cirugía bariátrica [para perder peso] se asociaba con una reducción en el riesgo de cáncer, sobre todo los cánceres asociados por la obesidad, incluyendo el cáncer de mama postmenopáusico, el cáncer de endometrio, el cáncer de páncreas y el cáncer de colon", comentó el investigador líder el Dr. Daniel Schauer, profesor asociado en la división de medicina general interna del Colegio de Medicina de la Universidad de Cincinnati.

jm-peso2(1024x768)

"Lo sorprendente es el gran tamaño de la reducción del riesgo de cáncer", dijo en un comunicado de prensa de la universidad. Pero el estudio no probó que la cirugía para perder peso hiciera que las probabilidades de ciertos tipos de cáncer se redujeran.

Pero la reducción observada en el riesgo fue significativa. El riesgo de cáncer de mama en las mujeres postmenopáusicas se redujo en un 42 por ciento. El riesgo de cáncer de endometrio de las mujeres muy obesas se redujo en un 50 por ciento, según el informe.

"Los riesgos del cáncer de mama postmenopáusico y el cáncer de endometrio se relacionan de cerca con los niveles de estrógeno", dijo Schauer. "Someterse a una cirugía para perder peso reduce el nivel de estrógeno".

Otros hallazgos incluyen una reducción del 41 por ciento en el riesgo de cáncer de colon, y una reducción del 54 por ciento en el riesgo de cáncer de páncreas entre los que se sometieron a la cirugía para perder peso.

La cirugía ayuda a prevenir la diabetes y baja los niveles de insulina, lo que podría conducir a un riesgo más bajo de cáncer de páncreas, según los investigadores.

"Creo que considerar el riesgo de cáncer es una pieza pequeña del rompecabezas cuando se piensa en la cirugía bariátrica", señaló Schauer, "pero hay muchos factores a tomar en cuenta. Las reducciones en la diabetes y la hipertensión, y las mejoras en la supervivencia y la calidad de vida son motivos suficientes. El estudio ofrece una razón adicional para tener en cuenta la cirugía bariátrica".