Es importante reaplicarse el protector solar, por lo menos cuatro veces al día.
Es importante reaplicarse el protector solar, por lo menos cuatro veces al día.

Fotoprotectores de nueva generación, arma del atleta contra el cáncer cutáneo

España.

El uso de fotoprotectores de última generación, que tienen alta durabilidad y no molestan en los ojos con la sudoración, es la mejor forma de prevenir el cáncer cutáneo para los deportistas que compiten al sol, aseguran médicos y atletas tras conocer que el exciclista colombiano Lucho Herrera padece esa enfermedad.

Los avances en la dermocosmética ya han puesto al alcance de los deportistas productos que reúnen esas características, aunque hay que insistir en la necesidad de "replicar" la aplicación de cremas, dijo a Efe el doctor español Juan Manuel Verdeguer, dermatólogo y médico de familia.

"Los ciclistas tienen zonas muy expuestas al sol, quizá durante cinco horas diarias, como los brazos, la nuca, el cuello", señaló Verdeguer al comentar el caso de Herrera, de 56 años, ganador de la Vuelta a España en 1987.

"Los ciclistas hacen pequeños descansos en carrera para comer y beber. Ese sería buen momento para que desde sus equipos les recordasen la necesidad de ponerse crema. Sobre todo a corredores de fototipo claro", apuntó el médico.

"Igual que vemos que desde el coche a veces les dan pequeños masajes, podían aplicarles o pasarles la crema", añadió Verdeguer, que cuidó de la salud del equipo Luna Rossa durante la Copa América de vela que se disputó en Valencia en 2007.

"En ese equipo había personas con fototipos muy claros. Cuando llegaron a Valencia ya buscaban un dermatólogo que les hiciera un seguimiento de los lunares y que les orientase en la prevención. Yo les insistí mucho en este tema", indicó.

Los deportistas del mar, dijo,"sí están muy concienciados" sobre la necesidad de protegerse del sol.

"Pero la verdad es que, cuando vives su actividad de cerca, es impresionante el poco tiempo que tienen para pensar en ponerse una crema. Tienen tanto trabajo que no pueden parar ni un minuto", comentó el especialista.

Por ello, destacó, "necesitan un fotoprotector con mucha durabilidad y, además, que no les moleste en los ojos con la sudoración".

"Con el paso del tiempo los productos van mejorando, cada vez son mejores y más duraderos y tienen en cuenta el 'factor de migración', que no moleste en los ojos", indicó.

Verdeguer recordó la necesidad de prevención también para los deportistas aficionados, sobre todo en ciertas disciplinas que se practican siempre al aire libre.

"En los clubes de golf y de tenis debería haber dispensadores de crema fotoprotectora, del mismo modo que los hay de jabón. Hay que replicar cada dos, tres o cuatro horas, dependiendo del tipo de crema", incidió.

"La dermocosmética ha avanzado mucho en este terreno y ya hay productos que pueden durar toda una mañana", dijo.

El médico recordó que el sol "está muy directamente relacionado con el cáncer cutáneo, pero también hay radiaciones que afectan al envejecimiento, como prueba", dijo, "que la piel de un pescador y la de un oficinista de idéntica edad no es la misma".

El cáncer de piel es una enfermedad que ha afectado a distintos deportistas en las últimas décadas, como consecuencia de su exposición al sol sin la debida protección.

Entre ellos, el tenista español Félix Mantilla, que tras su recuperación creó una fundación para concienciar de la importancia de las medidas preventivas; y el ciclista también español David Cañadas, que superó asimismo la enfermedad y murió en 2016 en un accidente de carretera.

El jugador internacional alemán de balonmano Oleg Velyky falleció en 2010 a los 32 años víctima de un cáncer cutáneo diagnosticado apenas cuatro meses antes.

En 2009 la asociación de jugadores de fútbol de Costa Rica emprendió una campaña en contra de la disputa de partidos bajo el sol de mediodía, debido al riesgo de sufrir cáncer de piel y deshidratación.

Actualmente, los deportistas consideran que tienen información suficiente y están concienciados de la importancia de la prevención, aunque señalan que aún hay algunos que "se dejan llevar por el deseo de broncearse y se entrenan sin camiseta o sin protección".

Así lo indicó Ander Mirambell, el español que compite en la modalidad de skeleton y cuyo problema es precisamente la falta de exposición al sol durante semanas.

"Tengo déficit de calcio por falta de horas de sol. Pero cuando entreno en verano paso de pronto a 38-40 grados y ese cambio me ha causado problemas", señaló.

"Voy muy a menudo al dermatólogo y me pongo mucha crema. He probado hasta encontrar las que no me molestan con el sudor. No hago deporte sin camiseta y también me protejo mucho los ojos con gafas. No es por capricho, es por salud", aseguró el deportista, uno de los candidatos a ser atleta miembro del COI a partir de los próximos Juegos de invierno de PyeongChang (Corea del Sur), en febrero de 2018.

Luis "Lucho" Herrera desveló este domingo que acudió al dermatólogo después de que le apareciese "una mancha grande" en un brazo y otra en el rostro.

Según su médico, Andrés Luque, Herrera padece un daño solar crónico, heredado de su etapa de corredor profesional.