Cuide su hígado con los alimentos adecuados

El hígado graso es una complicación que puede llegar a causar serios problemas a su salud. La nutricionista Danori Carbajal indica que el hígado graso es la acumulación de grasa dentro de los hepatocitos. La morfología y el tamaño de las vesículas caracterizan la acumulación de la grasa como proceso subagudo o crónico.


Carbajal explica que cerca del 45 a 100% de los pacientes con esteatosis hepática son asintomáticos, pero algunas veces puede estar presente síntomas como dolor en el cuadrante superior derecho, fatiga, malestar abdominal, entre otros.


Los factores de riesgo para desarrollar este problema son: obesidad, enfermedad hepática alcohólica, caquexia, disturbios metabólicos, hepatitis C , resistencia a la insulina y diabetes.

Alerta. “Cualquier cosa que agreda al hígado de forma crónica lo va a dañar lentamente y esto puede ser un exceso de grasa, alcohol, azúcar, o bien, a causa de un virus que le causa inflamación”, comenta, Linda Elsa Muñoz Espinoza, jefa de la Unidad de Hígado del Hospital Universitario de México.


“Si el daño es agudo, cicatriza y se cura, pero cuando es crónico soluciona el problema de manera continua y silenciosa por años hasta que se daña un 80% y cae en insuficiencia hepática”.
Muñoz indica que los síntomas que presenta son: ictericia (ojos y piel amarilla), comezón, orina oscura, confusión, vómito de sangre, moretones o tendencia a sangrar, heces de color claro o gris y líquido anormal abdominal.

Danori Carbajl indica que la esteatosis hepática no alcohólica puede ocurrir asociada a diversas condiciones clínicas como diabetes, obesidad, rápida pérdida de peso y la hiperlipidemia.
“Es considerada primaria cuando ocurre asociada a la resistencia a la insulina y secundaria causada por drogas, condiciones quirúrgicas, uso de nutrición parenteral total y otras alteraciones orgánicas”, asegura la especialista.
Para el tratamiento se recomienda terapia nutricional y más actividad física aeróbica.


Algunos casos requieren terapia farmacológica. Se debe controlar los problemas asociados como diabetes obesidad e hiperlipidemia. Seguir una dieta: tener una dieta balanceada y baja y alimentos industrializados y ricos en calorías.
Evitar frituras de carnes gordas alimentos grasosos empanizados y evitar el consumo de alcohol.