El Zika puede pasar de una persona a otra a través de una relación sexual
El Zika puede pasar de una persona a otra a través de una relación sexual

Es probable que el Zika no se propague por medio de la saliva, según un estudio

Estados Unidos

Los científicos tienen una noticia interesante sobre el Zika: es poco probable que se contraiga el virus por besar a alguien o compartir los cubiertos.

Un nuevo estudio con monos sugiere que el Zika no parece transmitirse a través de la saliva.

"Si pasar el virus a través del contacto casual fuera fácil, creo que veríamos mucho más de lo que se llamaría transmisión secundaria en un lugar como Estados Unidos", dijo el investigador líder, Tom Friedrich, de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Wisconsin-Madison.

"Pero no estamos observando una propagación clínicamente aparente del Zika en la parte continental de Estados Unidos sin la presencia de los mosquitos que portan el virus, y nuestro estudio ayuda a poner en contexto parte del riesgo de transmisión", añadió en un comunicado de prensa de la universidad.

Los mosquitos son la principal causa de infección con el Zika en las personas. Tras la infección, el virus permanece en la sangre y en la saliva durante semanas. Y permanece en fluidos corporales como la leche del seno durante semanas, y en el semen durante meses, apuntaron los investigadores.

El Zika puede pasar de una persona a otra a través de una relación sexual, pero no estaba claro si la saliva de una persona infectada plantea un peligro para las demás.

Los investigadores realizaron experimentos con monos, y concluyeron que el contacto casual con la saliva, como besarse o compartir los cubiertos para comer, no es suficiente para que el Zika pase de un anfitrión a otro.

Pero es importante anotar que la investigación con animales con frecuencia no produce resultados similares en los humanos.

La conformación de la saliva podría ser el principal motivo de que el Zika no pueda pasar de una persona a otra, dijeron los investigadores.

Dawn Dudley, científica en la Facultad de Medicina y Salud Pública de la UW-Madison, anotó que "la saliva es una sustancia viscosa (espesa y pegajosa). Eso impide la capacidad del virus de moverse y llegar a células que podrían infectar".

La saliva simplemente no ofrece un buen ambiente para el virus del Zika, dijeron los investigadores.

La mayoría de personas solo sufren síntomas leves cuando se infectan con el Zika, pero el virus se ha vinculado con defectos congénitos catastróficos en los bebés cuyas madres se infectaron durante el embarazo. El más común de esos defectos es la microcefalia, en que el cerebro del bebé es pequeño y está poco desarrollado.

El estudio apareció el 1 de agosto en la revista Nature Communications.