Shot of a young couple relaxing at home
Shot of a young couple relaxing at home

Las parejas que viven juntas comparten las bacterias de la piel

Estados Unidos

Aunque a menudo se dice que las parejas empiezan a parecerse con el tiempo, una nueva investigación sugiere que las bacterias que tienen en la piel podrían hacer lo mismo.

El estudio, de 20 parejas que vivían juntas, encontró que las parejas mostraron similitudes en el "microbioma" de su piel.

De hecho, esas similitudes eran lo suficientemente fuertes como para que un algoritmo de computadora pudiera identificar a las parejas el 86% de las veces, basándose solamente en el microbioma de la piel.

El "microbioma" se refiere a los billones de bacterias y otros microbios que habitan el cuerpo humano, dentro y por fuera. La piel está cubierta por una variedad de microbios, la mayoría de los cuales son inofensivos o beneficiosos.

Los investigadores apenas están empezando a comprender cómo afecta el microbioma de la piel a la salud, según el investigador principal del estudio, Josh Neufeld, profesor de biología en la Universidad de Waterloo, en Canadá.

Pero la "comunidad microbiana" de allí interactúa con el sistema inmunitario, y podría tener un impacto mayor en la salud de lo que se ha creído tradicionalmente, explicó Neufeld.

Así que, dijo, es importante comprender qué factores afectan a la configuración del microbioma de una persona.

Los nuevos hallazgos apuntan a la importancia del hogar.

Aunque el estudio se centró en las parejas, explicó Neufeld, pareció que el contacto con las mismas superficies en el hogar, en lugar del contacto del uno con el otro, fue clave.

Las parejas mostraron las mayores similitudes microbianas en sus pies, lo que tiene sentido, dijo Neufeld.

"Uno se ducha y anda descalzo por el baño, propagando los microbios", dijo.

Pero Neufeld también se apresuró a indicar que nada de esto es "repulsivo".

La diversidad del microbioma de una persona (en el intestino o en la piel) es saludable, dijo: las bacterias buenas mantienen a raya a las malas.

La falta de diversidad en la comunidad microbiana del intestino se ha asociado con un aumento del riesgo de ciertas afecciones relacionadas con el metabolismo y la función inmunológica, incluyendo la obesidad, la diabetes tipo 1 y el asma.

Se ha investigado menos sobre el microbioma de la piel, dijo el doctor Adam Friedman, profesor asociado de dermatología en la Universidad George Washington de Washington, D.C.

Pero hay evidencias de que una falta de diversidad en los microbios de la piel podría contribuir al eczema, al acné y a la rosácea, dijo Friedman.

El hecho de las parejas compartan los microbios de la piel no es sorprendente, dijo Friedman.

Pero, añadió, "este [estudio] enfatiza la importancia del ambiente externo en la comunidad microbiana de nuestra piel".

Friedman se hizo eco de la idea de que "la diversidad es buena".

"Normalmente hablamos de las bacterias como si fueran malas", dijo. "Pero cuando todo está en armonía, no hay ni ’bueno’ ni ’malo’. Cuando hay falta de diversidad, y esa armonía se resiente, tenemos un problema".

En el nuevo estudio, publicado recientemente en la revista mSystems, los investigadores canadienses analizaron las muestras de piel de cada participante recogidas de 17 lugares distintos del cuerpo.

En general, el estudio descubrió que las parejas presentaban similitudes en las bacterias de la piel... las suficientes como para poder identificarlos como parejas.

"Pero", dijo Neufeld, "no se trata de que uno se parece a su pareja. Uno se parece a sí mismo".

Y gran parte dependía de la parte específica de la piel: La mayor similitud la presentaron las bacterias de los pies de las parejas; las bacterias de la parte interna del muslo no se parecían en nada.

Al contrario, las mujeres se parecían más a otras mujeres en cuanto a las bacterias de ese lugar. Según Neufeld, eso probablemente sea un reflejo de los microbios vaginales.

El sexo biológico es un gran factor en la configuración de las bacterias de la piel, dijo Neufeld: Las mujeres parecen tener una mayor diversidad microbiana que los hombres, lo que, en parte, se debe a las diferencias en la acidez de la piel.

"Nuestros cuerpos y las sustancias que secretan ayudan a determinar qué bacterias sobreviven y prosperan", dijo Neufeld.

Muchos otros factores también influyen en el equilibrio microbiano de la piel, dijo Friedman. Incluyen factores que no podemos cambiar (la edad y la genética) y algunos que podemos controlar, como la exposición al sol, los jabones y los productos para la piel.

No está claro si tener microbios de sus familiares en su piel produce algún cambio concreto en su salud. Pero Neufeld dijo que no hay razón por la que tener miedo a compartir algunos microbios en casa.

"Si está en un aeropuerto, está claro que no debe andar descalzo", dijo. "Pero en casa, hágalo".