Es importante que cocine muy bien las carnes para evitar enfermedades digestivas.
Es importante que cocine muy bien las carnes para evitar enfermedades digestivas.

Manténgase seguro cuando cocine al aire libre en verano

Estados Unidos


Las barbacoas en el patio son toda una tradición de la estación, pero el calor de verano hace que pensar en la seguridad de la comida sea incluso más importante.

Las bacterias crecen con más rapidez a temperaturas de 40 a 140 ºF (de 4.4 a 60 ºC), lo que aumenta el riesgo de enfermedades transmitidas por los alimentos, según la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos.

"Por suerte, hay muchas medidas que los consumidores pueden tomar para evitar que sus familiares y amigos enfermen", aseguró Marjorie Davidson, de la FDA, en un comunicado de prensa de la agencia. Davidson es líder del equipo educativo del Centro de Seguridad de los Alimentos y Nutrición Aplicada.

Para empezar, asegúrese de que sus manos estén limpias. Antes de cocinar o comer, lávese con jabón y agua durante al menos 20 segundos. Si no hay un lavamanos disponible, use una jarra de agua, jabón y toallas de papel. O limpie las manos con toallitas húmedas desechables, aconsejó la FDA.

Estas medidas también ayudan a evitar las enfermedades transmitidas por los alimentos:

No mezcle comida cruda y cocinada. Nunca use los platos donde haya puesto carne, aves, mariscos u otros alimentos crudos hasta que los lave bien con agua caliente y jabón.

Mantenga los utensilios y las superficies de cocina limpios.

jr-patio4(800x600)
No ponga la comida a marinar fuera ni a temperatura ambiente. Póngala a marinar en la nevera y mantenga la comida cruda en la nevera hasta que vaya a cocinarla.

Nunca comida cocida. En lugar de eso, separe una pequeña porción por adelantado.

Cocine todos los alimentos por completo.

jr-patio3(800x600)
Elimine la incertidumbre respecto a la barbacoa usando un termómetro de cocina. La carne se debe cocinar a una temperatura interna de 160 ºF (71 ºC) y el pollo a al menos 165 ºF (74 ºC).

¿No tiene termómetro? Asegúrese de que la carne y las aves no estén crudas por dentro.

Si planifica comenzar a cocinar la comida en el microondas o el horno, hágalo y pásela de inmediato a una parrilla caliente. No deje la comida fuera.

La comida no debe estar a temperatura ambiente por más de dos horas. Si la temperatura del aire llega a los 90 ºF (32 ºC), asegúrese de que la comida no esté fuera de la nevera durante más de una hora.

jr-patio-120717(800x600)
Manténgala caliente. La comida caliente se debe mantener caliente, o a más de 140 ºF (60 ºC).

Si no puede comerla en un plazo de dos horas después de comprarla, envuélvala bien y colóquela en un recipiente aislado. Si decide recalentarla, asegúrese de que llegue a los 165 ºF (74 ºC).

Manténgala fría. La comida fría se debe mantener fría, o por debajo de los 40 ºF (4.4 ºC). Puede colocar la comida en platos de porciones individuales directamente en el hielo o en una fuente profunda llena de hielo. A medida que el hielo se derrita, tire el agua y añada más hielo.