La 'edad cerebral' podría ayudar a predecir cuándo va a morir

Estados Unidos

Cuando el cerebro envejece más rápidamente de lo normal, las personas tienen un riesgo más alto de enfermedad cerebral y de discapacidad, además de muerte prematura, sugiere un nuevo estudio británico.

Los autores del estudio dijeron que el hallazgo podría introducir un modo de usar las imágenes como un biomarcador, que es un modo de medir una afección o proceso biológico.

"Dichos biomarcadores podrían potencialmente servir para identificar a los que están en riesgo de tener problemas de salud asociados con la edad años antes de que aparezcan los síntomas, y usarse como medidas en ensayos sobre tratamientos que tengan el objetivo de retrasar el inicio de las enfermedades relacionadas con el envejecimiento", dijo el autor principal del estudio, James Cole, del Colegio Imperial de Londres.

Los investigadores realizaron escáneres cerebrales a casi 700 adultos en Escocia que habían nacido en 1936. Aquellos cuyo cerebro parecía mayor en los escáneres cerebrales que su edad cronológica tendían a tener un agarre más débil, una peor función pulmonar, un ritmo más lento al andar y un mayor deterioro corporal, encontró el estudio.

A las personas con cerebros "mayores" también se les daba peor resolver problemas nuevos y rindieron peor al aplicar la lógica y al identificar patrones, frente a aquellos cuya edad cerebral se correspondía con su edad real.

Los investigadores también dijeron que fue posible usar los escáneres cerebrales para establecer la edad de una persona de 73 años predicha a partir del cerebro y determinar si esa persona habría fallecido a los 80 años de edad.

Los autores del estudio concluyeron que la combinación de la edad predicha a partir del cerebro con ciertos factores genéticos del envejecimiento mejora las predicciones sobre el riesgo de muerte de una persona.

Los hallazgos fueron publicados en la revista Molecular Psychiatry.

La investigación "demuestra que combinar distintas medidas del envejecimiento biológico ayuda a determinar el riesgo de deterioro y muerte relacionado con la edad", afirmó Cole en un comunicado de prensa de la revista.