Medite sobre las cosas que le angustian e intente imaginar que las cambia por algo mejor.
Medite sobre las cosas que le angustian e intente imaginar que las cambia por algo mejor.

La relajación permite conciliar el sueño y mejora el ánimo

San Pedro Sula.

¿Duermes 8 horas y aun así te sientes cansado? Quizá el estrés o las pesadillas te impiden conciliar un sueño reparador.

Para lograr dormir tranquilamente y no restar calidad al descanso, el médico tibetano Nida Chenagtsang recomienda practicar yoga de los sueños. Se trata de una serie de técnicas de relajación que permite controlar las emociones mientras dormimos.

Cuando una persona está preocupada se siente ansiosa o estresada, explica, estas situaciones se pueden reflejar como pesadillas o causar insomnio; pero el individuo puede aprender a tener sueños lúcidos; es decir, desarrolla una habilidad para modificar los pensamientos inconscientes que suelen manifestarse a través de los sueños.

“Los sueños lúcidos tienen una relación directa con la salud mental. Cuando eres bueno en yoga de los sueños puedes liberarte de ansiedad, de emociones, depresión y estrés, si practicas correctamente”, afirma.

Explica que en la etapa del sueño en que el cuerpo alcanza un estado de parálisis muscular total es cuando se puede soñar profundamente, pues se llega a un nivel de descanso reparador.

Ahí el cerebro puede “limpiar” los residuos de la actividad neuronal diurna; sin embargo, las pesadillas o ciertos pensamientos a veces impiden que se alcance esa fase.

jr-yoga2-190417(800x600)
Para poder purificar el alma aprenda a respirar.

El médico tibetano describe cómo realizar yoga de los sueños para descansar plácidamente. Antes de dormir. Relajación: siéntese con las piernas cruzadas y la espalda recta.

Coloque las manos sobre las piernas, cerradas en puño.

La lengua debe tocar el paladar, justo detrás de los dientes. En esa posición, inhale y exhale hasta que se sienta tranquilo.

Baje la barbilla ligeramente hacia el pecho. Ahora eleve los hombros con los brazos estirados, imitando el vuelo de un águila mientras inhala y exhala.

Repite hasta que se sienta relajado. Esto ayudará a sacar el estrés muscular.

Para purificar la mente expulse el aire muerto. Regrese las manos cerradas en puño sobre las piernas.

Cierre el orificio nasal izquierdo con el dedo índice de la mano izquierda. Inhale y exhale por el orificio derecho. Ahora cierre el orificio nasal derecho con el dedo índice de la mano derecha. Inhale y exhale por el orificio izquierdo.

Repita la secuencia tres veces. Mientras exhala piense en las situaciones que le generaron malestar durante el día. Trate de modificarlas visualizando situaciones que le hacen sentir en paz. Con estos ejercicios de respiración logrará dormir con una mente despejada y una respiración suave.