Las habas bajan el colesterol.
Las habas bajan el colesterol.

Conozca los beneficios nutricionales de las habas

San Pedro Sula.

Las habas son una de las leguminosas más antiguas, populares y fáciles de cosechar.

Frescas, cocidas e incluso deshidratadas, las habas presumen nutrimentos suficientes para protagonizar un plato fuerte.

Traídas a América por los europeos son, junto con los frijoles y los chícharos, una de las favoritas en platillos vegetarianos y veganos. Por su alto contenido de proteínas y carbohidratos, así como de hierro, zinc y magnesio, son un excelente sustituto de la carne.

“No es tan difícil trabajar con ellas e incluirlas en platillos comunes. Pueden incluirse hidratadas y en crudo, solo hay que echarle un poco de imaginación y creatividad e intentar hacer platillos diferentes a la clásica y común sopa de habas”, comenta Aura Lozano, chef especializada en cocina vegana de México.

Especiales.

Es rica en proteína vegetal y posee hidratos de carbono que proporcionan energía. Además, fibra, que regula el tránsito intestinal, y tiene pocas grasas, por ello se incluye en dietas para perder peso. Por su alto contenido de proteína debe ser consumido por los niños y adolescentes.

Las embarazadas y las lactantes tienen que ingerirlas, ya que aportan ácido fólico. Cuentan con un bajo índice glucémico y pueden ser consumidas por diabéticos. Además, tienen una acción diurética y depurativa, por lo que resulta beneficiosa para los hipertensos.

Al momento de comprarlas asegúrese de que sus vainas estén crujientes y de color verde brillante. Si tienen manchas de color café indican descomposición.

“Su cocción es como la de cualquier otra verdura verde, no implica procedimientos complejos. Su sabor y aroma son diferentes, pero aportan mucho; por ejemplo, combinan bien con el tomate y las aceitunas en un guiso a la vizcaína”, añade.

Receta rica

Risotto de habas verdes: necesita dos cucharadas de aceite de oliva, una cebolla picada, tres dientes de ajo picados, una zanahoria picada, ½ taza de habas verdes precocidas, dos tazas de arroz arborio, ¾ de taza de vino blanco, un litro de caldo de verduras, sal y pimienta.

Preparación: caliente el aceite y sofría la cebolla y el ajo. Agregue la zanahoria y habas y deje al fuego un par de minutos. Integre el arroz y el vino. Hervir. Añada el caldo de verduras y deje al fuego hasta que el líquido se evapore y el arroz esté cocido. Sazone y sirva.