Aplique protector solar a los pequeños para evitar quemaduras.
Aplique protector solar a los pequeños para evitar quemaduras.

Disfrute del sol, pero protéjase de los efectos nocivos que puede causar

SAN PEDRO SULA.

La excesiva exposición solar puede afectar severamente su piel hasta el grado de contraer quemaduras graves. Además de la deshidratación y la insolación que dañan su salud en general.

La dermatóloga Sonia Cardona comenta que los niños menores de dos años no deben exponerse a los rayos de sol, ya que su piel es mucho más vulnerable a las quemaduras.

Afirma que es importante que los menores usen protector solar especial para ellos, mientras que los demás deben usar un bloqueador de acuerdo con su tipo de piel. Se debe usar unos 15 minutos antes de exponerse al sol y repetir la aplicación una hora después dependiendo de la actividad que haga, “si está bañando debe reaplicarse cada hora”.

Las pieles normales, mixtas a secas deben usar un protector en crema y las de tes grasosas utilizar en gel. “En la época de verano se deben usar los protectores aceitosos o más grasosos porque se adhieren mejor en la piel y que sean a prueba de agua o sudor y debe aplicarse una cantidad abundante”, indica Cardona.

Colores.

Las personas latinas deben usar protector solar con un factor de protección solar (FPS) de 30 o más.

“Con esto se estará evitando el daño solar que se refleja en la aparición de manchas, envejecimiento prematuro y la mutación de las células. Un cáncer melanoma o no melanoma depende del tipo de exposición solar que tengamos”, afirma Cardona.

Las personas que se exponen con frecuencia al sol 3 a 5 episodios tienen la posibilidad de desarrollar un cáncer de melanoma que es el más dañino.

Alerta.

La dermatóloga Karina Alvarenga aconseja que los bebés y niños pequeños no deben exponerse directamente al sol. Proteja a los niños con un sombrero de ala ancha, lentes de sol y una camiseta que les cubra lo más posible el cuerpo, enfatiza la dermatóloga.

Para ellos elija un protector solar de alta protección a los rayos ultravioleta UVA y UVB. “Aplicar el producto 30 minutos antes de la exposición, renovar generosamente y con frecuencia, en especial después del baño de piscina y el mar en caso que transpiró o si se secó con la toalla”, explica Alvarenga.

En la época de verano hay que tratar de limitar la exposición solar para evitar los daños a largo plazo de la piel. “El 80% de la exposición a los rayos uv durante la vida se produce antes de los 18 años. A partir de los 30 años comienzan a notarse estos daños en la tez”.

Otras recomendaciones

Evite las infecciones por raspones o picaduras de insectos. En caso que se haya infectado debe lavar con agua y jabón el área. Luego use un jabón antibacteriano, colocar un ungüento antibiótico y cubrir la zona afectada. Hacer esto todo los días hasta que sane.

Si le aparecen ampollas causadas por el calzado o insolación no las debe extirpar porque es una puerta abierta para una infección bacteriana. Haga que se mantenga en su forma, ya que ella sola se va a consumir hasta secarse y no causará daño a la piel.

Las personas diabéticas e hipertensas pueden sufrir de deshidratación al exponerse por largas horas al sol y tener escaso consumo de agua. Otro problema es la elevación de la presión arterial y la glucosa, indica Richard Marine, médico.

Tratar de tomar los baños en horas tempranas o al final de la tarde. Evitar el exceso de sal y de sol. Aprovechar las áreas de sombra ambiental para el descanso y estancia en la arena. Ingerir líquidos. Alimentarse con frutas y vegetales frescos.

Indica que se debe tomar unas siestas y dormir lo suficiente durante la noche para que se mantenga bien su organismo. Consumir lácteos y derivados descremados. Además evitar el consumo de bebidas alcohólicas y llevar consigo su medicamento.

Sépalos

1. Luego de bañar en la piscina y mar, limpie su cuerpo con un jabón suave y use una crema humectante.

2. Consuma muchas frutas para que mantenga la piel bien hidratada.

3. Las personas de piel clara deben usar protector con un FPS de más de 30.

4. Si está tomando antibióticos o anticonceptivos, estos pueden hacer que se manche su piel, es mejor no exponerse al sol.

5. Los daños pueden manifestarse con manchas, pecas, arrugas y tumores benignos en la piel y hasta malignos

Diabéticos seguros

El dermatólogo Cándido Mejía comenta que si usted es una persona diabética debe cuidar su piel durante el verano y no exponerse mucho tiempo a los rayos del sol.

Debe usar una ropa cómoda que le permita transpirar de la mejor manera, usar un protector solar en gel y reaplicarse cada hora.

Utilice zapatos de cuero y no de plástico, ya que estará evitando sufrir de ampollas en sus pies o de heridas. Asegúrese de revisar muy bien sus pies y limar sus uñas, hidrátelos con una crema y use calcetines de algodón.

Si el diabético no tiene controlada su enfermedad y se expone a los rayos solares puede provocarse heridas en la piel que de no tratarse pueden afectar su salud.

Si desea exponerse al sol o bañar en la piscina o mar debe hacerlo de 10 a 20 minutos y usar camisa, short, sombrero y zapatos para evitar lesiones.