Seguir una dieta libre de grasa, evitar al máximo los alimentos fritos. Evitar el exceso de dulces y alimentos ricos en sal y sodio que afectan el organismo.
Seguir una dieta libre de grasa, evitar al máximo los alimentos fritos. Evitar el exceso de dulces y alimentos ricos en sal y sodio que afectan el organismo.

La obesidad afecta el funcionamiento de los riñones

San Pedro Sula.

Mañana se conmemora el Día Mundial del Rinón, el cual tiene como finalidad promover acciones para la prevención de la insuficiencia renal crónica y otras.

Este año la campaña se enfoca en educar y prevenir sobre los daños que causa en los riñones la obesidad.

Arturo Ávila y René Tábora, nefrólogos del Hospital del Valle, explican que es importante seguir o adoptar hábitos saludables, como ingerir una dieta sana, hacer ejercicio diario, y bajar de peso para no sufrir de ese problema.

Los riñones son los encargados de filtrar la sangre del aparato circulatorio y eliminan mediante la orina los residuos metabólicos del organismo; entre ellos, urea, ácido úrico, creatinina, potasio y fósforo.

El doctor René Tábora explica que por sí sola la obesidad es una enfermedad, pero secundaria a esta puede producir la enfermedad glomeruloesclerosis focal y segmentaria que afecta el riñón.

Arturo ávila comenta que “la glomeruloesclerosis focal y segmentaria lo que hace es que los riñones trabajan en exceso y hacen que llegue a una hiperfiltración renal, lo cual provoca que se vaya dañando progresivamente en el tiempo”.

“En esta enfermedad puede dar síntomas en estadios 1, 2 y 3 como desencadenar hipertensión arterial, pérdida de proteína, sufrir de edemas y hematuria persistente, entre otras”, indica René Tábora.

Aumento.

Arturo ávila comenta que la obesidad también es la causa del desarrollo de enfermedades como la hipertensión arterial y la diabetes mellitus tipo 2: “Estos dos males pueden producir la enfermedad insuficiencia renal crónica”.

Esta enfermedad no tiene síntomas, puede presentarlo en estadios 4 o 5, puede tener unos signos vagos como orina frecuentemente por la noche, orina con espuma y orina con sangre.

Arturo ávila y René Tábora indican que el principal tratamiento es combatir la obesidad para evitar que puedan desarrollarse la glomeruloesclerosis focal y segmentaria. Si ya padece de hipertensión y diabetes mellitus tipo 2 debe controlar estas enfermedades a fin de reducir el daño renal.

En caso de que las enfermedades estén en estadios avanzados, el procedimiento que debe hacerse son hemodiálisis, diálisis y trasplante renal.

Indicaciones

El nefrólogo Arturo Ávila indica que “esta campaña busca promover cambios de estilo de vida a fin de prevenir las enfermedades renales, concientizar a las personas de que tengan en cuenta las enfermedades propias del riñón".

Existen factores de riesgo que condicionan, unos que hacen que progrese más rápido, y otros aceleran el daño renal. Se debe hacer de forma anual exámenes de orina general, hemograma completo, BUN, cretinina, urea total, sodio, potasio, calcio, glicemia en ayunas y perfil lipídico para conocer si sus riñones están saludables.

René Tábora, nefrólogo comenta que el paciente obeso tiene un conjunto de complicaciones por esta enfermedad que van desde un aumento del ácido úrico, insulinodependiente, dislipidemias, síndrome de apnea de sueño, las cuales son susceptibles a la enfermedad renal y progresión de ella.

"Este paciente tiene muchos riesgos cardiovasculares y muchos de estos que pasan a un tratamiento renal pueden morir por un problema cardiaco. Y si padece de apnea de sueño es posible que padezca de muerte súbita”, afirma.

El paciente obeso debe tratarse de una forma multidisciplinaria para mejorar su salud, que incluya un aspecto sicólogico, nutricionista, endocrinólogo y nefrólogo para ayudarle a bajar de peso.

Claves

Para muchas personas bajar de peso no es fácil, pero se puede lograr. Conozca los pasos.

1. El primer paso es el grado de motivación: este debe ser un proceso gradual, exigirá disciplina y fuerza de voluntad. Evite los cambios radicales y evite quitar grupos enteros de alimentos.

El éxito del tratamiento dependerá de la adopción de hábitos alimenticios y mejoría del estilo de vida. Busque una dieta variada, balanceada, con todos los grupos de los alimentos.

2. El tiempo necesario para perder peso dependerá del peso corporal y del apego al tratamiento dietético propuesto, además de la incorporación de una vida saludable e incorporar la actividad física. Evite las dietas que promueven la reducción rápida de peso, ya que esta pérdida no se mantendrá por un período prolongado. Esto se debe a que son dietas muy restringidas.

3. No existe una dieta única para todos los individuos. La dieta y las orientaciones nutricionales son basadas en las características individuales de cada persona.

4. Es indispensable el consumo de frutas y verduras, que son fuentes de vitaminas y otros beneficios.

5. Los carbohidratos no se deben dejar de ingerir, solo consuma porciones adecuadas.

Pasos para no subir de peso