Los diagnósticos por géneros son de un 57% en niños y un 43% en niñas.
Los diagnósticos por géneros son de un 57% en niños y un 43% en niñas.

La leucemia es la que más afecta a los niños

SAN PEDRO SULA.

Hoy se conmemora el Día mundial de la lucha contra el cáncer infantil, el más frecuente es la leucemia, le siguen los tumores cerebrales.

Según estadísticas de la Fundación Hondureña del Niño con Cáncer, en Honduras 5,589 niños sufren de esta enfermedad.

La hematooncologa pediatra Karla Altamirano, del hospital Mario Catarino Rivas, comenta que la edad más frecuente en que se diagnostica el cáncer infantil es de cero a la adolescencia.

Según estadísticas, la leucemia ocupa el primer lugar; luego le siguen los linfomas, osteosarcoma, tumor germinal, tumor de Wilms, retinoblastoma, tumores varios, tumor del sistema nervioso central y otros.

Altamirano indica que “el cáncer es una enfermedad en la cual se afecta cualquier célula, transformándose en maligna y capaz de alterar de manera destructiva tejidos, órganos y en general la integridad del individuo”.

Proceso. La doctora indica la importancia de la detección temprana de los síntomas y signos de enfermedad, por los padres o familiares.

“Los sangrados que pueden ser identificados como moretes, hemorragias en encías y mucosa. Además, puntos rojos en el cuerpo, entre otras manifestaciones”. La fiebre persistente sin relación a infección debe ser tomada en cuenta y valorarse por su médico tratante.

Consideración. Los síntomas pueden ser tan vagos e inespecíficos, pero que deben ser tomados en cuenta: la debilidad general, pobre actividad y disminución de rendimiento escolar y palidez son comúnmente encontrados.

Los dolores óseos persistentes y la presencia de abultamientos o deformidades en los huesos deben ser motivo de consulta médica.

En el caso de afectar el sistema nervioso, se puede presentar manifestaciones como la desviación o parálisis de la mirada, dolor de cabeza, alteraciones en la marcha, convulsiones y si hay vómitos matutinos que no se relacionan a enfermedades digestivas hacen sospechar que hay posiblemente tumor o masas ocupando el cerebro, detalla la especialista.

“El crecimiento anormal de los ganglios en cualquier zona, debe ser evaluado por su médico, ya que dicho signo suele asociarse a infecciones pero también puede ser un signo de tumor primario en la infancia”, concluyó Altamirano.

Tratamiento.

Los niños deben seguir el control del niño sano, ya que es una oportunidad en la cual su pediatra puede detectar cualquier cambio e indicar exámenes para garantizar que tenga una buena salud.

“El primer año de vida se le debe hacer un examen de sangre. Recuerde que la anemia no condiciona a una leucemia, pero es uno de los síntomas. Si presenta anemia, fiebre y sangrado se debe buscar una evaluación urgente”, afirma.

El tratamiento dependerá de qué tipo de cáncer padece y la etapa en que se encuentra, “ El cáncer en la infancia si se detecta de forma temprana se podrá tratar oportunamente y así tener buenos resultados”, comenta.

Datos.

Existen dos servicios de oncología pediátrica en el Hospital Escuela Universitario de Tegucigalpa y Hospital Mario Rivas. Para evitar las muertes por causa del abandono al tratamiento se han abierto clínicas ambulatorias en cinco hospitales públicas del país. Un 40% de los pacientes reciben el tratamiento en etapa avanzada.

Honduras cuenta con solo seis doctores especialistas en oncología infantil; cuatro están en Tegucigalpa y dos en San Pedro Sula.

Si desea apoyar a uno de estos pacientes puede comunicarse a la Fundación Hondureña del Niño con Cáncer a los teléfonos 2235-8774 y 2235-6108 en Tegucigalpa.

Y en las oficinas de San Pedro Sula al 2566-1365 y 2566-1381.

Síntomas

Los signos de alerta: moretones sin golpes, mancha blanca en el ojo, dolor de huesos.

Además aparición de bolitas en la piel, cuello, axilas, piernas, ingle y brazos.

Crecimiento del abdomen. Palidez, fatiga, fiebre sin infección, dolor de cabeza, vómito y puntos rojos.

comentarios

Normas de uso: Los comentarios publicados no reflejan la opinión de LAPRENSA.HN. No se aceptarán aquellos considerados difamatorios, calumniosos o injuriantes. Este espacio es para fomentar la libertad de expresión y enriquecer el debate, con un diálogo de altura y tolerancia.