Consuma alimentos ricos en vitamina D.
Consuma alimentos ricos en vitamina D.

Cuide especialmente sus huesos en toda edad

San Pedro Sula.

Si con los huesos rotos no quiere acabar, su esqueleto tiene que cuidar. Desde el embarazo y hasta la tercera edad, ciertas medidas debe considerar.

Consumir calcio, vitamina D y hacer actividad física le puede ayudar y así, de los miles de personas con osteoporosis, no formará parte.

Los huesos también son una parte importante del cuerpo, por lo que cuidarlos es necesario para mantener la estabilidad del organismo, evitar fracturas, complicaciones y osteoporosis.

Si es mujer, debe estar más alerta, pues los huesos frágiles se presentan con mayor frecuencia en ellas que en los hombres, explica Patricia Clark, vocera de la Fundación Internacional de Osteoporosis (IOF).

Cada edad

La especialista señala que el cuidado de los huesos comienza desde la infancia, es importante en el embarazo y hay que reforzar en cada etapa de la vida, hasta llegar a la tercera edad.

“Considera que el esqueleto que estamos haciendo desde el embarazo será el mismo esqueleto que tendremos que cuidar para la vida adulta”, explica en entrevista.

A las mujeres embarazadas les recomienda prepararse con antelación tomando ácido fólico y aumentando su ingesta de calcio, para prevenir que durante esa etapa se descalcifique.

“Es un momento fisiológico muy importante donde la mujer transporta calcio, vitamina D, nutrientes y proteínas hacia el esqueleto del niño que está apenas formándose. Entonces, tendrá menos reservas de calcio y tiene que estar preparada para prevenir que ella misma se quite calcio”, describe.

Clark indica que es necesario consumir lácteos, como yogur y leche, ya que estos alimentos son las fuentes de calcio más disponibles. Los vegetales de hoja verde, salmón, sardinas, soya y cereales también aportan calcio.

Sépalo

En el primer año de vida el bebé debe ser alimentado con leche materna, subraya, para que el esqueleto del niño se desarrolle con huesos fuertes. A partir del primer año, hasta los 20, es cuando gana hueso, después de esta edad, la masa ósea ya está conformada.

Para que los huesos alcancen en la adolescencia su máximo tamaño deben realizar actividad física. Para obtener vitamina D es necesario exponerse al sol, pero de forma responsable, 20 minutos y en horas donde los rayos del sol no estén en su mayor intensidad.

comentarios

Normas de uso: Los comentarios publicados no reflejan la opinión de LAPRENSA.HN. No se aceptarán aquellos considerados difamatorios, calumniosos o injuriantes. Este espacio es para fomentar la libertad de expresión y enriquecer el debate, con un diálogo de altura y tolerancia.