Fotogalerías Honduras
1. LA PRENSA entró a los módulos carcelarios más peligrosos del país<br/><br/>En un trabajo noticioso sin precedentes en Honduras, en marzo de este año el equipo periodístico de Diario LA PRENSA logró ingresar a los módulos más peligrosos de las cárceles del país, exponiendo desde adentro la realidad de las prisiones hondureñas, las cuales eran usadas por grupos criminales, como las pandillas, para ordenar crímenes atroces.<br/><br/>La población hondureña nunca había tenido la oportunidad de observar ese oscuro mundo desde el que se planeaban y emitían las órdenes para asesinar, extorsionar y cometer otros crímenes, pero la serie de investigación de LA PRENSA mostró en varias entregas un recorrido por los tenebrosos pasillos del Centro Penal Sampedrano y la Penitenciaría de Támara, exhibiendo sus maquiavélicas decoraciones alusivas a la muerte y las pandillas. Este trabajo expuso el nivel de dominio que habían logrado tener los grupos de crimen organizado al interior de las cárceles del país, donde ellos imponían las reglas y actuaban con absoluta libertad llegando a trascender su influencia, incluso más allá de los muros de las prisiones.<br/>Además de mostrar por dentro la vida en los módulos de las pandillas, las publicaciones dieron a conocer los estremecedores relatos de personas vinculadas con las maras que expusieron lo que pasaba en las cárceles.<br/><br/>Uno de los testimonios más impactantes fue el de uno de los cómplices que aceptó haber introducido a Támara más de dos millones de lempiras, obtenidos mediante la extorsión.<br/>Otro de los aspectos que el trabajo de periodismo dejó al descubierto fue la gran cantidad de lujos de la que gozaban los miembros del crimen organizado en las cárceles del país.<br/>Desde costosos televisores, equipos de sonido, muebles, camas y aires acondicionados, hasta excéntricas decoraciones en sus modulos eran parte de un imperio oculto.<br/> <br/>La serie de Diario LA PRENSA causó un gran impacto en el país, pues aunque se había hablado y escrito mucho sobre las cárceles hondureñas y la forma en que grupos criminales las controlaban, nunca se había mostrado de manera tan cruda la realidad de las prisiones, la cual ahora es muy distinta tras que los criminales más peligrosos fueran enviados este año a las cárceles de máxima seguridad El Pozo y La Tolva.

En 2017, Diario LA PRENSA confirmó liderazgo en periodismo de investigación

1. LA PRENSA entró a los módulos carcelarios más peligrosos del país

En un trabajo noticioso sin precedentes en Honduras, en marzo de este año el equipo periodístico de Diario LA PRENSA logró ingresar a los módulos más peligrosos de las cárceles del país, exponiendo desde adentro la realidad de las prisiones hondureñas, las cuales eran usadas por grupos criminales, como las pandillas, para ordenar crímenes atroces.

La población hondureña nunca había tenido la oportunidad de observar ese oscuro mundo desde el que se planeaban y emitían las órdenes para asesinar, extorsionar y cometer otros crímenes, pero la serie de investigación de LA PRENSA mostró en varias entregas un recorrido por los tenebrosos pasillos del Centro Penal Sampedrano y la Penitenciaría de Támara, exhibiendo sus maquiavélicas decoraciones alusivas a la muerte y las pandillas. Este trabajo expuso el nivel de dominio que habían logrado tener los grupos de crimen organizado al interior de las cárceles del país, donde ellos imponían las reglas y actuaban con absoluta libertad llegando a trascender su influencia, incluso más allá de los muros de las prisiones.
Además de mostrar por dentro la vida en los módulos de las pandillas, las publicaciones dieron a conocer los estremecedores relatos de personas vinculadas con las maras que expusieron lo que pasaba en las cárceles.

Uno de los testimonios más impactantes fue el de uno de los cómplices que aceptó haber introducido a Támara más de dos millones de lempiras, obtenidos mediante la extorsión.
Otro de los aspectos que el trabajo de periodismo dejó al descubierto fue la gran cantidad de lujos de la que gozaban los miembros del crimen organizado en las cárceles del país.
Desde costosos televisores, equipos de sonido, muebles, camas y aires acondicionados, hasta excéntricas decoraciones en sus modulos eran parte de un imperio oculto.

La serie de Diario LA PRENSA causó un gran impacto en el país, pues aunque se había hablado y escrito mucho sobre las cárceles hondureñas y la forma en que grupos criminales las controlaban, nunca se había mostrado de manera tan cruda la realidad de las prisiones, la cual ahora es muy distinta tras que los criminales más peligrosos fueran enviados este año a las cárceles de máxima seguridad El Pozo y La Tolva.
27.12.2017
1/12
>

Marketing