Más noticias

Estrategias para evitar las quemaduras solares

El melanoma, la forma más grave y potencialmente letal de cáncer de piel

Use productos resistentes al agua y de 'amplio espectro'.
Use productos resistentes al agua y de 'amplio espectro'.

Estados Unidos

Si usted pudiera protegerse del cáncer, lo haría, ¿verdad? Sin embargo, la mayoría de los estadounidenses no están tomando las medidas más sencillas para prevenir el tipo de cáncer que se diagnostica más habitualmente: el cáncer de piel, que afecta a una de cada 5 personas en algún momento de sus vidas.

Solo el 14% de los hombres y el 30% de las mujeres estadounidenses usan de forma regular el filtro solar cuando están en el exterior más de una hora, según un informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

Entre las mujeres, evitar las señales de envejecimiento era una motivación fuerte. Pero evitar las quemaduras solares podría ser el motivo más importante para todo el mundo.

El riesgo de melanoma, la forma más grave (y potencialmente letal) de cáncer de piel, aumenta el doble si una persona sufre 5 o más quemaduras solares en su vida, o si cuando era joven tuvo apenas una quemadura solar con ampollas.

E incluso sin una quemadura solar, broncearse durante mucho tiempo le expone a los dos cánceres de piel más comunes, los carcinomas de las células basales y los carcinomas de las células escamosas, que pueden producirse en cualquier parte de su cuerpo.

Aunque algunas directrices sugieren el uso de los filtros solares con un FPS de 15, la Academia Americana de Dermatología (American Academy of Dermatology) recomienda un FPS de 30. Además, busque productos resistentes al agua y de "amplio espectro" para protegerse de los rayos UVA y UVB. Vuelva a aplicárselos siempre cada 2 horas y después de sudar, nadar y de secarse con la toalla.

Otros consejos inteligentes sobre los filtros solares:

Aplica el filtro solar 20 minutos antes de la exposición solar. No espere hasta que esté en la playa para aplicarlo. Use una onza entera (casi 30 mililitros) del producto para cada aplicación. Cubra la piel expuesta desde la cabeza hasta los pies. Eso incluye las orejas, la nuca y las áreas expuestas de su cuero cabelludo, sobre todo las zonas sin pelo. Haga que la protección solar sea un asunto familiar: ayúdense los unos a los otros a cubrir todas las áreas que sean difíciles de alcanzar. Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen una infografía detallada sobre la protección solar para su piel que se puede imprimir y colgar como recordatorio diario.