Más noticias

Consejos para ir de campamento

Si a sus pequeños les fascina ir de campamento hay ciertas medidas que deben seguir

Con respecto a los niños con asma y alergias, los padres deben tomar medidas adicionales para planificar la experiencia al aire libre.
Con respecto a los niños con asma y alergias, los padres deben tomar medidas adicionales para planificar la experiencia al aire libre.

Con respecto a los niños con asma y alergias, los padres deben tomar medidas adicionales para planificar la experiencia al aire libre.

"Los niños con alergias y asma deben estar más preparados para asegurarse de que se mantienen sanos y disfrutan de su aventura", planteó el Dr. Bradley Chipps, presidente del Colegio Americano de Alergias, Asma e Inmunología (American College of Allergy, Asthma and Immunology).

"Los padres tienen que asegurarse de que han empacado los medicamentos correctos y de que se han comunicado con el campamento de antemano para mantener los síntomas de su hijo bajo control", explicó en un comunicado de prensa del colegio.

Antes de que el niño vaya al campamento, consulte con el alergólogo de su hijo para evaluar si los medicamentos son efectivos y los síntomas están bajo control. Es una buena idea hacer los arreglos necesarios por adelantado, dijo Chipps. También debería pedir al alergólogo que le prepare un plan personalizado para su hijo que pueda compartir con el personal del campamento.

Si las alergias alimentarias son un problema, asegúrese que su hijo tenga cuidado con los alérgenos. El niño también debería llevar consigo siempre un autoinyector de epinefrina, y uno de repuesto. Chipps recomienda que hable con el personal de cocina y que informe a los consejeros del campamento y al personal médico de los alimentos que pueden desencadenar una reacción alérgica en su hijo.

Asegúrese de que su hijo tenga todos los suministros médicos necesarios y de que las recetas y las dosis sean las correctas y estén actualizadas, añadió.

Si usted cree que las alergias y el asma de su hijo son demasiado graves para un campamento de verano normal, busque campamentos especiales, dijo Chipps. Por ejemplo, algunos campamentos son solo para niños con asma o solo para los que tienen alergias alimentarias, y cuentan con personal y profesionales médicos especializados.

Si las alergias alimentarias son un problema, asegúrese que su hijo tenga cuidado con los alérgenos. El niño también debería llevar consigo siempre un autoinyector de epinefrina, y uno de repuesto. Chipps recomienda que hable con el personal de cocina y que informe a los consejeros del campamento y al personal médico de los alimentos que pueden desencadenar una reacción alérgica en su hijo.

Asegúrese de que su hijo tenga todos los suministros médicos necesarios y de que las recetas y las dosis sean las correctas y estén actualizadas, añadió.

Si usted cree que las alergias y el asma de su hijo son demasiado graves para un campamento de verano normal, busque campamentos especiales, dijo Chipps. Por ejemplo, algunos campamentos son solo para niños con asma o solo para los que tienen alergias alimentarias, y cuentan con personal y profesionales médicos especializados.