Más noticias

Cada vez más adictos a los dispositivos

Asegúrese que su hijo obtiene lo máximo de la tecnología y protéjalo de los riesgos potenciales

Se debe hallar el equilibrio entre el tiempo adecuado de aprendizaje en los dispositivos y los excesos que pueden causar daño.
Se debe hallar el equilibrio entre el tiempo adecuado de aprendizaje en los dispositivos y los excesos que pueden causar daño.

California, Estados Unidos

En los últimos años, los niños pequeños han pasado de estar 5 minutos al día con algún tipo de dispositivo móvil a pasar 48 minutos al día, muestra una investigación.

Y aunque solo un 1 por ciento de los niños de 8 años de edad y menores tenían su propia tableta hace 6 años, el 42 por ciento de ellos tienen una ahora, según el estudio de la organización Common Sense Media.

“A lo largo de los últimos 6 años, hemos visto un aumento masivo en el uso de los medios de comunicación y la propiedad de tabletas, y no hemos empezado siquiera a experimentar la explosión de las nuevas tecnologías, como la realidad virtual y los dispositivos asistentes que se activan con la voz en nuestros hogares”, dijo James Steyer, fundador y director general de Common Sense.

El informe se basa en las respuestas a una encuesta de una muestra representativa a nivel nacional de casi 1,500 padres y niños de 8 años o menos de EUA. Entre los hallazgos de la encuesta se encuentran:
Casi todas las familias estadounidenses (el 95 por ciento) tienen un smartphone, un aumento frente al 41 por ciento en 2011, y un 78 por ciento poseen al menos una tableta, un aumento frente al 8 por ciento en 2011.

Aunque los pediatras no lo recomiendan, casi la mitad de los niños pequeños con frecuencia o a veces ven la televisión o juegan videojuegos durante la hora previa a ir a la cama. Aproximadamente el 10 por ciento de los niños pequeños tienen un juguete “inteligente” que se conecta a internet, mientras que el 9% tienen un dispositivo asistente virtual que se activa con la voz en casa, como Amazon Echo o Google Home.

Las divisiones en el uso de la tecnología móvil según los ingresos familiares también se están terminando. Por ejemplo, dado que las familias con ingresos más bajos poseen ahora al menos un smartphone, casi no hay diferencias en el uso de la tecnología entre los hogares de mayores y de menores ingresos, encontró la encuesta.

“Es promisorio ver que muchas de las diferencias respecto al acceso a la tecnología y a los dispositivos entre todos los segmentos de nuestra población se están reduciendo”, dijo Steyer.

“La tecnología es una parte integral del éxito en nuestro mundo, y cada niño merece un acceso a la misma. A lo largo de los últimos años, hemos observado que la brecha digital y en las aplicaciones se está cerrando, lo que es un desarrollo muy positivo para nuestro país”.
Pero enfatizó que las tecnologías también pueden plantear desventajas.

Aparatos y sueño “Otro estudio sugirió que si usted quiere que sus hijos duerman bien de noche y se mantengan en un peso sano, debe limitarles el tiempo frente a las pantallas a la hora de irse a la cama.

Usar cualquier tecnología a la hora de dormir (teléfonos celulares, la televisión, computadoras portátiles, iPads y videojuegos) se vinculó con dormir aproximadamente una hora menos, un sueño de peor calidad y, algo que no sorprende, fatiga matutina.
La única buena noticia del estudio es que el uso de la tecnología no pareció aumentar el riesgo de problemas de atención.

“Los padres deben tener una conversación con el pediatra de su hijo sobre el uso de la tecnología adecuado según la edad”, recomendó la autora líder de este estudio, Caitlyn Fuller.

“Los niños y adolescentes deben dormir bastante tiempo, así que pídales que apaguen los aparatos tecnológicos antes de irse a la cama. Y no permita que tengan el teléfono celular al lado mientras duermen”, aconsejó Fuller, estudiante de medicina en el Colegio de Medicina Hershey de la Universidad Estatal de Pensilvania.