Más noticias

La buena relación con los abuelos es clave para los niños

Los niños que tienen una buena relación con sus abuelos son menos propensos a desarrollar prejuicios contra las personas mayores

Los niños que tienen una buena relación con sus abuelos son menos propensos a desarrollar prejuicios contra las personas mayores, encontró un nuevo estudio.<br/>
Los niños que tienen una buena relación con sus abuelos son menos propensos a desarrollar prejuicios contra las personas mayores, encontró un nuevo estudio.

Los niños que tienen una buena relación con sus abuelos son menos propensos a desarrollar prejuicios contra las personas mayores, encontró un nuevo estudio.

Ese prejuicio, conocido como viejismo, es bastante común en los niños, incluso en los de apenas 3 años de edad, según investigadores de la Universidad de Lieja, en Bélgica.

Pero su estudio encontró que el viejismo tiende a reducirse más o menos entre los 10 y los 12 años de edad y que, cuando se trata de sus abuelos, lo que hace la mayor diferencia es más bien la calidad, en lugar de la cantidad, de una relación.

"El factor más importante asociado con los estereotipos del viejismo fue una mala calidad de contacto con los abuelos", comentó en un comunicado de prensa de la Sociedad para la Investigación sobre el Desarrollo Infantil (Society for Research in Child Development) la líder del estudio, Allison Flamion.

"Pedimos a los niños que describieran cómo se sentían cuando veían a sus abuelos", dijo. "Se calificó que los que se sentían infelices tenían un contacto de mala calidad. En cuanto a las perspectivas del viejismo, encontramos que la calidad del contacto importaba mucho más que la frecuencia".

En otras palabras, mientras mejor era la relación entre abuelo y nieto, menos probable era que el niño tuviera prejuicios contra las personas basadas en su edad.

familia2.32(1024x768)

El estudio encuestó a 1,151 niños y adolescentes de 7 a 16 años de edad que vivían en la parte francoparlante de Bélgica. La mayoría de los jóvenes eran blancos y provenían de familias con distintos ingresos. Respondieron a preguntas sobre temas como las personas mayores,el envejecimiento y qué tan bien se llevaban con sus abuelos.

Los investigadores también recolectaron información sobre los abuelos de los niños y adolescentes, incluyendo el estado de su salud.

En general, la mayoría de los niños tenían opiniones positivas o neutrales sobre las personas mayores. Las chicas eran ligeramente más positivas que los chicos.

Los niños de 7 a 9 años eran los más prejuiciados, y los de 10 a 12 años los menos. Eso refleja lo que se ha encontrado en estudios sobre la discriminación basada en la etnia o el sexo, según los investigadores.

Cierto viejismo resurgió en la adolescencia, encontró el estudio, entre los que tenían de 13 a 16 años. Además, los jóvenes cuyos abuelos tenían una peor salud tenían más prejuicios contra las personas viejas que los que tenían abuelos sanos.

"Para muchos niños, los abuelos son el primer y más frecuente contacto con los adultos mayores", afirmó el coautor del estudio, Stephane Adam, profesor de psicología en la Universidad de Lieja. "Nuestros hallazgos apuntan al potencial de los abuelos como parte de programas intergeneracionales diseñados para prevenir el viejismo".

"Esperamos luego explorar qué hace que los contactos con los abuelos sean más gratificantes para sus nietos, además de los efectos de que los niños y adolescentes vivan con o sean atendidos por sus abuelos", añadió Adam.

El estudio aparece en una edición reciente en línea de la revista Child Development.