Más noticias

Propósitos para ser una familia saludable

Aún está a tiempo de planificar un excelente año para usted y sus seres queridos

Revisen la despensa y eliminen todos los alimentos mal sanos.
Revisen la despensa y eliminen todos los alimentos mal sanos.

¿Se propuso comer mejor en 2018? ¿Hacer más ejercicio? ¿Perder peso? Si es así, le decimos cómo convertir esos propósitos en éxitos.

Para comenzar, "haga un esfuerzo por realizar cambios pequeños y manejables que busquen mejorar la salud de todos", planteó en un comunicado de prensa del Hospital de Northern Westchester en Mount Kisco, Nueva York, Amy Rosenfeld, dietista registrada del hospital.

Entonces implique a todo el mundo, dijo, convirtiendo el propósito de Año Nuevo en un asunto de toda la familia.

Rosenfeld sugiere pensar en estos pasos:

Intente comer frutas y verduras de una variedad de colores. Esto le ayudará a consumir todas las vitaminas y minerales necesarios. "Haga que consumir todos los colores del arcoíris en una semana sea un juego", sugirió Rosenfeld. "Cree una tabla de pegatinas para todos los familiares, y anote cuando todos alcancen la meta. Intente hacerlo todos los días, y haga una competencia de ver quién llega primero al final del arcoíris".

Intente probar una verdura nueva cada semana. Elíjanla como familia o deje que los niños la escojan.

Cocinen juntos en familia al menos una vez por semana. E intenten comer juntos.

Revise la despensa y elimine todos los alimentos malsanos.


Piense en cultivar un jardín de hierbas dentro de casa.

Cocine de más para la cena para tener sobras saludables para el almuerzo del día siguiente. "O dé el paso adicional y haga comidas solopara el almuerzo, por ejemplo una gran olla de chili o un revuelto con las verduras y la proteína favoritas de los niños", dijo Rosenfeld. "Eso ahorra dinero y hace que todos coman más fresco todo el día".

Prepare refrigerios listos para comer saludables. "Los domingos por la noche, llene bolsas individuales con opciones de refrigerios saludables y póngalos en la nevera para que estén listos para la semana siguiente atareada", sugirió. "Algunas opciones buenas son vasitos de humus con zanahorias mini, bolsas con una sola porción de mezcla de frutos secos, o galletas integrales y queso".

Al elegir un restaurante, intente uno de "estilo familiar". Eso puede ayudarle a aligerar las porciones. "Elija opciones a la parrilla, horneadas y asadas, en lugar de fritas y cremosas", aconsejó Rosenfeld. "Pida modificaciones, como verduras adicionales en los platos asiáticos y la pizza, u opciones integrales cuando sea posible.

Haga ejercicio en familia. "Hacer ejercicio no tiene por qué implicar ir al gimnasio con toda la familia", señaló. "Haga una excursión o un paseo en la nieve con la familia. Patinen sobre hielo, o hagan una clase de yoga juntos. Incluso una simple caminata familiar es un magnífico inicio".