Más noticias

¿Su hija desarrolló temprano? Debe saber esta información  

Las niñas que desarrollan muy temprano pueden desarrollar depresión

Si su hijo se desarrolla antes que sus pares, es importante prestar mucha atención a cómo se sienten.
Si su hijo se desarrolla antes que sus pares, es importante prestar mucha atención a cómo se sienten.

Una niña que tiene su primer periodo menstrual a una edad temprana, incluso a los 7 años, tiene un riesgo más alto de desarrollar depresión y conductas antisociales que duran hasta la veintena, sugiere un nuevo estudio.

"Las chicas que pasan por la pubertad antes que sus pares tienden a ser más psicológicamente vulnerables durante la adolescencia", comentó la autora líder del estudio, Jane Mendle, psicóloga clínica y profesora asociada de desarrollo humano en la Universidad de Cornell.

Pero no había estado claro si la vulnerabilidad se extendía más allá de la adolescencia. Ahí es donde entra el nuevo estudio. Mendle y sus colaboradores siguieron a un grupo de casi 8,000 mujeres jóvenes hasta finales de la veintena.

"Las chicas que pasaron por la pubertad más temprano seguían mostrando unas tasas más altas de síntomas depresivos y conducta antisocial que sus pares más de una década más allá de la adolescencia", señaló Mendle.

Un primer periodo temprano es una señal de pubertad temprana.

Mendle dijo que no hay un consenso sobre qué constituye un primer periodo temprano, pero las chicas del estudio tuvieron su primer periodo a los 12 años, en promedio. Algunas chicas tuvieron su primer periodo incluso a los 7 años de edad, aunque eso fue poco común. Menos de un 1 por ciento de las niñas tuvieron un primer periodo a una edad tan joven.

Pero casi un 7 por ciento de las niñas tuvieron su primer periodo a los 10 años, y un 19 por ciento a los 11, según el estudio, que aparece en la edición en línea del 26 de diciembre de la revista Pediatrics.

En general no se conoce la causa de la pubertad precoz, dijo la Dra. Ellen Selkie, especialista en medicina adolescente en la Universidad de Michigan, y autora de un editorial publicado junto con el estudio. Tampoco hay una forma probada de prevenir la pubertad precoz, lamentó.

Mendle dijo que otras investigaciones han sugerido que la obesidad o la exposición a sustancias químicas que afectan al sistema endocrino podrían tener un rol. Dichas sustancias se encuentran en los plásticos y en los retardantes del fuego, dijo.

Cualquiera que sea la causa de la pubertad precoz, el nuevo estudio encontró que parece tener unas consecuencias duraderas.

"La pubertad tiene repercusiones en prácticamente todas las áreas de la vida", dijo Mendle. "Aunque es una transición biológica, es acompañada por cambios dramáticos en los roles y en las relaciones sociales, las emociones, y la forma en que los niños piensan sobre sí mismos, los demás y su lugar en el mundo".

Dicho esto, añadió que la pubertad precoz tiene solo un pequeño rol al contribuir a la depresión y a las conductas antisociales. Y el estudio actual no se diseñó para probar una relación causal directa.