Más noticias

Cómo mejorar la comunicación familiar en Navidad

Conviene aprovechar los festejos de fin de año como una invitación para fortalecer las relaciones y limar asperezas.

Redacción.

La Navidad es ese periodo del año que viene acompañado por el valor de los convencionalismos sociales.

Cada familia tiene sus propias tradiciones. Muchas se reúnen durante la Nochebuena y el día de Navidad para dar las gracias por un año más y por compartir juntos fechas significativas del calendario.

Sin embargo, así como los conflictos del trabajo producen estrés, de igual forma, los conflictos personales, producidos en el seno de la familia, también pueden ocasionar inquietud en aquellas personas que sienten que en Navidad deben reencontrarse con familiares con los que no tienen una relación estrecha durante el resto del año.

En realidad, conviene observar la Navidad como una invitación para el encuentro que puede marcar un punto de partida hacia una nueva etapa familiar.

Lo más importante es la actitud y en el contexto familiar su realidad se transforma en el momento en que cambie su actitud y observe el lado positivo y las virtudes de los seres queridos que le acompañan.

Comunicación de la familia en Navidad.
Le deseamos unas felices fiestas de Navidad, te damos las gracias por habernos acompañado a lo largo de todo el año, y compartimos cinco consejos que pueden ayudarle para mejorar la comunicación familiar:

- A cada persona le gusta hablar de aquellos temas que son importantes en su vida. Por tanto, un gesto de inteligencia emocional que mejora las relaciones familiares durante la Navidad es mostrar interés por la otra persona. Por ejemplo, si un familiar es un gran aficionado a la lectura, podrías pedirle ideas de libros para regalar a sus amigos. También puede pedirle su opinión sobre qué le han parecido dichas lecturas.

- Algunas personas tienen una actitud que tiende a la queja durante la Navidad. Esta actitud es especialmente frecuente en quienes no disfrutan de este tiempo.
Para evitar quejarse de modo constante durante estas fiestas, piense en que la queja no solo lo perjudica a usted, sino también su entorno (las emociones negativas se transmiten).

- Para crear un ambiente de conversación en torno a la mesa y que todos puedan participar de la charla es recomendable respetar los turnos de palabra en el diálogo.
Esta medida facilita la interacción familiar en la cena de Nochebuena.

- Evite encerrarse en discusiones con el único fin de querer tener la razón.
En muchos momentos, existen objetivos de felicidad más importantes.

- Si recibe en su casa a sus familiares durante la Navidad, entonces, agradece la visita y la compañía.
Si acude como invitado a casa de otro familiar, agradezca la invitación e intente colaborar en la organización de algunos de los preparativos de la cena como gesto de consideración hacia quien asume la mayor parte de la responsabilidad en la organización.

Definitivamente, la Navidad es una temporada totalmente social, pero a pesar de eso, es básico que busque espacio para usted cada día, con el objetivo de desconectar de los demás y así, poder encontrar el equilibrio y la armonía de la propia vida.