Más noticias

‘Smartphones’, tabletas y el aumento de peso

Los adolescentes que usan dispositivos electrónicos con pantalla durante más de cinco horas al día, tienen más probabilidades de ser obesos.

Redacción.

Los adolescentes y niños que pasan pegados a su tableta, smartphone o computadora durante horas pueden ser más propensos a convertirse en obesos, según un estudio reciente.

Los que usan los dispositivos durante cinco o más horas al día tenían el doble de probabilidades de tomar más bebidas azucaradas y de hacer poca actividad física, encontraron los investigadores.

Como resultado, estos adolescentes muestran un aumento del 43 por ciento en el riesgo de obesidad en comparación con los que no usan smartphones o tabletas en absoluto.

“Los padres deberían tener cuidado con respecto a hasta qué punto sus hijos adolescentes usan estos dispositivos, especialmente si ven que su hijo pasa varias horas al día con ellos”, dijo la autora principal del estudio, Erica Kenney.

“Es algo que hay que vigilar y de lo que preocuparse, porque podría afectar a su salud”.

Abuso. Es frecuente que los niños usen un dispositivo con pantalla durante esa cantidad de tiempo, encontraron Kenney, becaria de investigación en la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, en Boston, y la coautora del estudio.

Uno de cada cinco adolescentes pasan más de cinco horas al día con los smartphones, tabletas, computadoras y videojuegos, descubrieron los investigadores.

En comparación con eso, solamente el 8% de los adolescentes ven más de cinco horas al día de televisión.“Sabemos que los adolescentes están dejando de pasar tiempo delante del televisor para usarlo en otros dispositivos”, comentó Kenney.

El estudio contó con los datos extraídos de las encuestas de 2013 y 2015 del Sistema de vigilancia de conductas riesgosas en jóvenes, una encuesta regular realizada a los adolescentes por parte de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EUA.

Los investigadores revisaron las respuestas de casi 25,000 adolescentes de noveno a duodécimo grados.