Crisis postparto, trátela a tiempo

Algunas madres sufren de este tipo de ansiedad al nacer su bebé. Se convierte en crisis cuando ella no lo logra superar esa fase, que debe durar poco tiempo

Redacción.

Es común que mujeres jóvenes que son madres por primera vez experimenten sentimientos de frustración ante los cambios que trae la maternidad, plantea la psicoterapeuta Martha Alicia Chávez.

"Es una sensación de perder la libertad de hacer lo que les gusta, piensan que se acabó la vida”, describe.

La psicóloga explica que esos sentimientos aparecen, incluso, cuando se trata de embarazos planeados y no significan que las madres no deseen al bebé.

Sin embargo, recomienda hablar sobre lo que sienten para que la angustia no termine en una crisis postparto severa.

“Aunque lo deseen con toda su alma, el primer hijo va a mover la sensación de haber perdido libertad y es importante atenderlo porque esta crisis que, se supone, dura 6 meses, puede prolongarse hasta 2 ó 3 años”, señala.

Crisis actual. Especialista en terapia familiar y de pareja, Alicia Chávez afirma que en los últimos años se ha agudizado la depresión posparto entre mujeres menores de 35 años.

Una explicación posible, expone, es que ahora las mujeres pueden decidir qué momento es el indicado para realizar sus sueños y cuál para dedicarse a la maternidad.

“Elegir alternativas es maravilloso, pero también genera angustia y confusión porque implica una responsabilidad”, subraya. “Para las mamás de antes no había alternativa: ‘Ya te casaste y tienes hijos. No hay nada más que cuidarlos’. En aquel entonces no había este conflicto actual”.

Solución. La terapeuta refiere que alrededor del 70 por ciento de las mamás jóvenes que atiende en su consulta privada se enfrentan a esa crisis.

Les recomienda, primero, aceptar que es normal sentirse presionadas y que eso no las hace malas madres.
Trata de ayudarles a tener claro, afirma, que habrá momentos en que deban quedarse en casa, pero no significa que no volverán a salir.

“Comprendan la sabiduría que hay detrás de la palabra postergar: significa que hay un tiempo para cada propósito en la vida: ‘ahorita me toca cuidar un bebé, pero después sigo’”.

Algo importante, refiere, es atender al niño sin descuidarse a sí mismas, deben darse tiempo también para hacer cosas por ellas.

Muy pocas veces, las nuevas mamás tienen alucinaciones y tratan de hacerse daño o hacer daño al bebé. Esto es más serio. Atiéndalo.