Más noticias

Usted puede ayudar a su pareja a bajar de peso

No quiere decir que haya que tapar el sol con una mano, sino hacer comentarios positivos.

Charming couple, between 20-25 years old, in modern casual clothing, preparing delicious dinner with lots of vegetables, cheese, ham and eggs, while sipping red wine. Image taken with Nikon D800 and professional Nikon lens, developed from RAW in XXXL size. Location: Novi Sad, Serbia, Central Europe, Europe
Charming couple, between 20-25 years old, in modern casual clothing, preparing delicious dinner with lots of vegetables, cheese, ham and eggs, while sipping red wine. Image taken with Nikon D800 and professional Nikon lens, developed from RAW in XXXL size. Location: Novi Sad, Serbia, Central Europe, Europe

Redacción.

Bajar de peso es muy complicado, y cuando se vive en pareja se tiende a perder el interés de estar en forma, por eso es importante que usted ayude a la persona amada a cumplir la meta de tener un cuerpo saludable.

La pareja es fundamental en el transcurso del tiempo para la formación de hábitos, que luego heredarán a sus hijos y marcarán su futuro saludable.

Por eso es importante establecer rutinas que le ayuden a cada uno a mantenerse atractivo y estimular los buenos hábitos sin importar el tiempo que lleven juntos.

El sitio fucsia.co ha dado algunos consejos para que ayude a su cónyugue a bajar de peso, incluyendo en el proceso mucho amor y respeto. -La familia debe adoptar planes saludables. No significa que todos hagan dieta al mismo tiempo, sino que se creen rutinas que los mantengan a todos en forma.

-La vida social y cultural gira alrededor de la comida, lo que no está mal, lo importante es que los dos destinen un tiempo específico para hacer ejercicio. La estimulación mutua garantizará resultados. -Es necesario que en la alacena haya comida sana. Si la tentación del chocolate está a la mano será más fácil excederse en calorías. -El estímulo negativo deriva en resistencia. Repetir “estás gordo, no comas eso”, no es un factor motivador, sino que aumenta el círculo vicioso. La persona puede caer en un estado de ansiedad que le genera más ganas de comer.

No quiere decir que haya que tapar el sol con una mano, sino hacer comentarios positivos.

-Ayudar a la pareja a crear metas reales, no proponerse llegar al peso que tenían a los 16 años, sino entender y aceptar que el metabolismo cambia con el tiempo.

Los hábitos se deben transformar progresivamente, no de tajo, será más fácil. Muchas dietas comienzan el lunes y acaban el miércoles.