Más noticias

Carrie Fisher, un año de lágrimas

Encarna la serena esperanza de la Resistencia, una heroína que enfrenta al mal

La actriz dió vida a la líder rebelde que encabezó la lucha contra el Lado Oscuro de la fuerza.
La actriz dió vida a la líder rebelde que encabezó la lucha contra el Lado Oscuro de la fuerza.

California, Estados Unidos

Un año después de la muerte de la actriz Carrie Fisher, los fans de Star Wars conservan muy presente el recuerdo de la princesa Leia mientras que el público general ha redescubierto la figura de una carismática mujer que vivió su vida de frente y con total valentía.

El reciente estreno de Star Wars: The Last Jedi, con la última aparición en el cine de Fisher, culminó un año de numerosos homenajes a la actriz, que falleció a los 60 años en Los Ángeles el 27 de diciembre, cuatro días después de sufrir un infarto.

El destino guardaba un perverso giro final ya que sólo un día después del fallecimiento de Fisher murió su madre, Debbie Reynolds, la inolvidable y pizpireta protagonista de Singin in the Rain (1952).

La muerte de Fisher no alteró los planes de Star Wars: The Last Jedi, el octavo episodio de la famosa saga galáctica ideada por George Lucas, puesto que la actriz ya había concluido sus escenas en esta cinta. Así, la promoción y la propia película se convirtieron en un testamento fílmico de la artista, tanto que en los créditos del largometraje se puede leer la siguiente dedicatoria: “En recuerdo cariñoso de nuestra princesa Carrie Fisher”.

De ser la rebelde princesa y la única mujer con peso en la trilogía original, Fisher pasó en los nuevos filmes de Star Wars a ser la general Leia Organa.