Fotogalerías
1. Explotó e insultó en las redes sociales y le costó el cargo.<br/>Orlando Ponce Morazán, controversial y explosivo periodista deportivo, político nacionalista y extitular de la Dirección Ejecutiva de Artes y Deportes, estuvo por varias semanas en la picota pública y protagonizó uno de los chuscos de este año por dos hechos que lo dejaron marcado y malparado ante la opinión pública nacional. <br/>Uno de esos hechos fue el supuesto abandono en el que tenía a su progenitora Esperanza Ponce, una humilde mujer que reside en la comunidad de La Granjita, Danlí, El Paraíso, de donde el comentarista es originario. <br/>Los cuestionamientos surgieron cuando trascendió un reportaje de televisión en el que se mostraban las precarias condiciones y la extrema pobreza en la que vivía la señora Ponce, lo que provocó una andanada de críticas y comentarios contra el funcionario, ya que mientras él vivía en la opulencia, su madre apenas tenía para llevarse un bocado a la boca. Fiel a su carácter explosivo, Ponce reaccionó en las redes sociales escribiendo primero que sus padres estaban muertos; sin embargo, luego rectificó y dijo que la señora Ponce era su madre. <br/>

Las Claves 2016: Los chuscos del año

1. Explotó e insultó en las redes sociales y le costó el cargo.
Orlando Ponce Morazán, controversial y explosivo periodista deportivo, político nacionalista y extitular de la Dirección Ejecutiva de Artes y Deportes, estuvo por varias semanas en la picota pública y protagonizó uno de los chuscos de este año por dos hechos que lo dejaron marcado y malparado ante la opinión pública nacional.
Uno de esos hechos fue el supuesto abandono en el que tenía a su progenitora Esperanza Ponce, una humilde mujer que reside en la comunidad de La Granjita, Danlí, El Paraíso, de donde el comentarista es originario.
Los cuestionamientos surgieron cuando trascendió un reportaje de televisión en el que se mostraban las precarias condiciones y la extrema pobreza en la que vivía la señora Ponce, lo que provocó una andanada de críticas y comentarios contra el funcionario, ya que mientras él vivía en la opulencia, su madre apenas tenía para llevarse un bocado a la boca. Fiel a su carácter explosivo, Ponce reaccionó en las redes sociales escribiendo primero que sus padres estaban muertos; sin embargo, luego rectificó y dijo que la señora Ponce era su madre.
28.12.2016
1/12
>

Marketing