Más noticias

Arturo López Rodezno, un muralista de la corriente amerindia

Gran parte de su trabajo se caracteriza por la proximidad con la iconografía maya.

Arturo López Rodezno.
Arturo López Rodezno.

Redacción.

Arturo López Rodezno nació el 12 de marzo de 1908 en Santa Rosa de Copán. Luego de cursar la educación primaria y secundaria en su lugar natal, viajó a La Habana, Cuba, a principios de los años 20. Ahí obtuvo el título de ingeniero agrónomo con especialidad en producción de azúcar (1930).

Aprovechó su estancia en la isla para estudiar dibujo y pintura en la Academia San Alejandro, fundada en 1818; fue alumno de Armando Menocal. Siguió alimentando su vena artística en París, Francia, donde estudió la técnica de pintura al fresco en la Academia Juliane (1938-1939).

A su regreso a Honduras, puso en marcha uno de los proyectos educativos más importantes para la formación de artistas en el país, la Escuela Nacional de Bellas Artes, fundada el 1 de febrero de 1940, en época del cariato.

Sus técnicas

En este proyecto, López Rodezno tuvo el apoyo de Carlos Izaguirre y Raúl Fiallos. Entre 1952 y 1956 residió en Roma, Italia, donde experimentó con varias técnicas, especialmente esmalte sobre cobre. Gran parte de su trabajo se caracteriza por la proximidad con la iconografía maya.

Por ejemplo, el Mural maya (1960) elaborado con la técnica de esmalte en cobre para el Banco Atlántida. En esa obra es evidente la impronta de lo que el historiador y académico Darío Euraque denomina “la mayanización” de Honduras, fortalecida a partir de 1930 por la política del Estado y por las investigaciones en Copán Ruinas.

Posteriormente, otros artistas reflejaron en su obra la diversidad étnica y cultural del país. En 1955 recibió la Gran Cruz de la Orden San Silvestre Papa, concebida por Pío XII en el Vaticano; en 1957, también en Roma, obtuvo la distinción Gran Oficial de la Orden del Mérito de la República Italiana y, en 1966, la Orden del águila Azteca, en México. Falleció en 1975.