Más noticias

Transformando a través de la RSE

Cuando una empresa posee prácticas laborales socialmente responsables, asegura la calidad de su recurso humano y aporta al desarrollo humano.

Claudia Robles es la directora de Desarrollo Institucional y Comunicaciones de Fundahrse.
Claudia Robles es la directora de Desarrollo Institucional y Comunicaciones de Fundahrse.

San Pedro Sula, Honduras.

Como bien decía William Clay Ford Jr. de la Ford Motor Company: “Crear un negocio fuerte y construir un mundo mejor no son metas contradictorias: ambas son ingredientes indispensables para el éxito a largo plazo”.

Y es que la empresa es un actor más de la sociedad que contribuye a la misma a través de sus actividades propias de empresa como ser la generación de riqueza y en los últimos años a los aspectos sociales y ambientales.

La empresa y la sociedad se necesitan mutuamente pues resulta difícil asegurar la supervivencia de la empresa en un entorno deprimido y el desarrollo de una nación sin el aporte y sinergia activa de todos los actores con el fin de contribuir social y económicamente al bien común y al desarrollo humano.

Es por lo anterior que en los últimos años la RSE ha tomado fuerza, por ejemplo en países como España donde, a pesar de la crisis, el sector empresarial ha impulsado aún más la RSE al identificar su capacidad para transformar la sociedad al tiempo que genera valor, rentabilidad y competitividad a la empresa.

Las crisis mundiales tanto políticas, económicas, sociales y ambientales ahora, con el apoyo de las tecnologías y la globalización, llegan a ser del conocimiento de más personas en minutos haciéndolas ciudadanas del mundo, más conscientes de su entorno inmediato e internacional, de lo que lo favorece o perjudica.

El resultado se puede observar en el aumento de la demanda y preferencia de productos responsables, de empresas que más allá de una misión y visión poseen un propósito que contempla el aporte al bienestar económico, social y ambiental.

¿Pero cómo se puede a través de la RSE transformar la sociedad, aportar al desarrollo y ser rentable?

Sencillo, no piense en la empresa como una unidad aislada del resto del ecosistema sociedad, economía, ambiente; piense cómo ese entorno nutre a la empresa proveyéndole el recurso humano, el recurso natural, la capacidad económica de adquirir productos y servicios y, sobre todo, su voto de confianza.

Cuando una empresa cumple con sus obligaciones legales, respeta los derechos humanos y practica la ética genera confianza y reputación ante la sociedad y sus clientes, provoca su lealtad y preferencia.

Cuando una empresa aporta al fortalecimiento de conocimientos y capacidades de sus proveedores está asegurando la sostenibilidad de estos en el tiempo y, por ende, la calidad de los insumos de sus productos y servicios.

Cuando una empresa posee prácticas laborales socialmente responsables, asegura la calidad de su recurso humano, aporta al desarrollo humano, ya que los niveles de vida mejoran gracias al empleo digno y seguro.

Y así podemos mencionar otros ejemplos de acciones de RSE que generan en las empresas socialmente responsables características altamente valoradas por sus grupos de interés porque paralelo a la rentabilidad generan condiciones y capacidades en la sociedad que abonan al desarrollo humano, justicia social, la estabilidad y la paz.

Una empresa socialmente responsable se distinguirá del resto y estará garantizando la sostenibilidad en el tiempo de su operación; es como un fondo de pensiones donde lo que asegura es su licencia social para operar, su reputación, la continuidad de sus operaciones y los recursos naturales y humanos para seguir ofreciendo productos y servicios de calidad.

Claudia Robles
Directora de Desarrollo Institucional y Comunicaciones de Fundahrse. Licenciada en Administración de Empresas y máster en Dirección Empresarial. Cuenta con experiencia en la creación y dirección de equipos en proyectos de mejora de procesos, RSE y de desarrollo social.