Más noticias

Tigo realiza ambicioso plan de inversiones

El nuevo gerente general, Santiago Benedit, revela metas en TV cable, tecnología 4G, Data Center y Tigo Money.

La empresa de telefonía celular asegura que pagan unos 4,500 millones de lempiras en impuestos, una buena parte es por retención del tributo a las ventas.
La empresa de telefonía celular asegura que pagan unos 4,500 millones de lempiras en impuestos, una buena parte es por retención del tributo a las ventas. /

Tegucigalpa, Honduras.

La transnacional Millicom designó al español Santiago Benedit como el sucesor de Otto Pineda en la gerencia de Tigo en Honduras, con una meta clara: impulsar una agresiva apuesta de fortalecimiento y expansión de sus servicios en el país.

Benedit tiene sobre su mesa de trabajo muchos retos. El principal, dice, es mantener el liderazgo en el mercado móvil. “No es un reto fácil”, reconoce, “es un reto complicado, pero vamos a seguir ahí. Tengo un equipo fabuloso con el que vamos a superar esos retos”.

En entrevista con Dinero & Negocios, Santiago Benedit habla del plan de inversiones, la competencia y la política tributaria en Honduras.

Usted estaba en Kenia, ¿cuál fue la clave para decir sí, me voy a Honduras?

Que era un reto, yo voy a los retos y era una cosa complicada. Es decir, cuando tú estás en una compañía que es la número uno del sector de telecomunicaciones del país, en un mercado donde solamente hay en móvil dos operadores, en fijo hay más, el reto es mantenerte. Es decir, cuando eres el número uno lo difícil es no perder cuota porque la competencia está dispuesta a tirar márgenes. Eso me apetecía (...), llevarlo hasta el siguiente paso.

dyn-portadilla2-020517(1024x768)
La nueva era digital y el auge de los dispositivos móviles han cambiado la forma de realizar transacciones y eso es un gran mercado a seguir.
¿Y cuál es el siguiente paso?

Conseguir mantener el valor, inventar nuevas cosas donde sacar nuevos servicios, es decir actualizarte. Me gustó mucho eso, me gustó Millicom, me gustó su gente...

¿Qué proyectos trae bajo el brazo?

Bueno, yo no traigo ningún conejo porque además creo que en esto no hay nada por inventar, sino más por renovarse (...). De lo que se trata es de mantener lo que va bien, quizás ser más rápidos (...). Como le dije al equipo, lo único que puedo hacer es fastidiarlos, nos vamos a mantener ahí; tenemos una serie de competidores en el mercado y Millicom, que es un grupo modesto y eso fue lo que me gustó mucho de la filosofía del grupo, que no es el pez grande que se come al chico, sino el lento el que es engullido por el rápido. Pues tomemos decisiones rápidas, si nos equivocamos rectifiquemos rápidamente porque yo creo que el error se mide más en cuanto he metido la pata, no en cuánto tiempo he tardado en sacarla, (porque) el que no toma decisiones nunca se equivoca y eso es lo que yo puedo hacer, y la misma ilusión que yo tengo y la ilusión que me ha transmitido a mí el equipo.

¿Pisar el acelerador?

Sí, o mantenerlo. No mirarnos al ombligo y decir “somos el número uno”, no. ¿Cuántos números uno ya no están en el mundo?

dyn-portadilla1-020517(1024x768)
La inversión directa de Millicom en Honduras ronda los 2,300 millones de lempiras anuales y este año se superaría la cifra con el nuevo Data Center.
¿Cuáles son los retos y las inversiones para 2017?

Vamos a seguir y mantener el plan de expansión y estar muy encima para que se cumpla. Este año seguimos a un ritmo, como lo estamos llevando en los últimos años de más de 100 millones de dólares de inversión directa en el país; vamos a apostar por seguir creciendo en redes, en cable, este año acabamos en unos 400,000 hogares y en junio vamos a llegar a 525,000. Ahí vamos a seguir apostando. Vamos a seguir creciendo en (la ampliación de la red) 4G LTE, llegar al final del año con una cobertura del 50% de la población, con una red totalmente nueva, llegar con Internet banda ancha, con televisión. Luego queremos cerrar el año con 1.5 millones de usuarios de Tigo Money, incrementar el nivel de transacciones. Yo vengo de Kenia, un país donde el 100% de la población utiliza su teléfono móvil para realizar sus pagos. Ahí uno puede comprar desde una botella de agua, en un semáforo, hasta un carro.

Otra cosa que vamos a anunciar muy pronto es la creación de un Data Center, es una inversión grande donde vamos a poder cobijar esas necesidades de las grandes compañías, darles más servicios.

En cuanto a impuestos, ¿cuánto generan?

Pagamos casi 200 millones de dólares al año; y dirán, sí, pero podrían pagar mucho más, sí, pero estamos invirtiendo y pagando impuestos y lo que no podemos hacer es que el marco regulatorio estropee eso, ese ecosistema que se está creando. Espero que nos acompañen como nos ha estado acompañando hasta ahora.

¿La temática fiscal les preocupa?

Me gustaría que hubiera menos presión fiscal como todo el mundo, me gustaría pagar menos impuestos para poder posiblemente reinvertir más, pero yo me adapto a las reglas. Yo creo que lo peor que te puede pasar en un país es que te cambien las reglas del juego en mitad de la partida. Entonces, mientras se respete eso, mientras haya ese apoyo al inversionista al que está creando empleo, yo encantado. Tengo que pagar impuesto porque es lógico que hay que pagar impuestos para que reviertan en el país, que colaboren al desarrollo y ahí vamos a estar. Honduras es un mercado pequeño, hay dos jugadores grandes.