Más noticias

Estado deja de captar 27,000 millones de lempiras por la evasión fiscal

Guzmán sugiere que las personas exijan sus facturas y verifiquen que estas sean correctas.

Un vendedor entrega la factura a su cliente.
Un vendedor entrega la factura a su cliente.

Tegucigalpa, Honduras.

Pese a significativos avances en la cultura tributaria de los hondureños, las autoridades gubernamentales registran altos niveles de evasión fiscal que ascienden a los L27,000 millones.

“Creo que se ha mejorado la cultura tributaria, porque hemos avanzado mucho. Ahora vemos que los índice de recaudación son mejores que en años anteriores, lo que significa que el contribuyente paga más apegado a su realidad económica”, dice Miriam Guzmán, comisionada del Servicio de Administración de Rentas (SAR), quien advierte que siempre hay alguno que otro caso de impunidad.

“Es en función de ellos que actúa la administración tributaria, para que todos paguen de acuerdo con lo que la ley establece y su capacidad económica determina”, agrega.

Un estudio hecho por la oficina tributaria arrojó un 57% de evasión fiscal en impuesto sobre ventas (ISV) y 54% en el impuesto sobre la renta (ISR), que a criterio de Guzmán refleja el enorme camino por recorrer y la necesidad de seguir implementando medidas.

“La facturación es una de las medidas más efectivas para bajar esos índices de evasión, porque quien no factura se está quedando con el ISV que pagamos todos los ciudadanos que adquirimos un bien o un servicio”, refiere Guzmán, al tiempo de advertir que cada ciudadano debe pedir la factura y verificar que la misma tenga los requisitos que el régimen exige.

“Porque si no, le están robando el 15% de su bolsillo y están evitando que ese porcentaje sea traducido en obras de desarrollo social”, añade.